Francés será baja ante el Sporting y el interrogante se encuentra en Azón

El central estará fuera de los terrenos de juego cerca de un mes

La baja de Francés y la duda de Iván Azón son las claves del próximo partido del Real Zaragoza, que le enfrentará al Sporting de Gijón este sábado en La Romareda. El central, a pesar de que entrena con una aparatosa férula, va a ser baja al menos un par de partidos más, según señaló él mismo. Por su parte, Azón es duda. Le falta coger forma “a pesar de que ha trabajado mucho y ha hecho dobles sesiones”, según el míster, Juan Carlos Carcedo. “Pero ya le tenemos con nosotros y es una buena noticia”, ha sentenciado sobre esta cuestión.

Sin dejar claro, por tanto, si sí o si no, lo que es evidente es que sumar jugadores siempre es bueno. Sumar efectivos permiten al entrenador confeccionar un once más competitivo, aunque ha asegurado que “no se va a cambiar por cambiar”. Los jugadores “están trabajando bien”, y algunos necesitan oportunidades “porque lo merecen”. “Podemos repetir o tener alguna alternativa, mañana lo veremos”, ha sostenido.

Para la forma de jugar también interviene el tipo de rival. En este caso, “de mucha entidad”, con un entrenador que da “un toque de distinción a sus equipos”. “No es que estemos pendientes, pero hay que conocerlo”, ha señalado. Su capacidad ofensiva y de contragolpe es alta, tienen “mucha calidad en el centro del campo” y eso “obliga a hacer cosas diferentes”. Eso sí, está claro que en La Romareda “el Real Zaragoza tiene que ser protagonista”. El Sporting, además, viene de perder ante el colista en El Molinón.

Para tranquilidad del míster, ya tiene la alternativa de jugar con dos puntas, pero lo decidirá “en función de las necesidades de cada partido”. Muchos de ellos son jóvenes, algo que demuestra “la apuesta por la gente joven” entre ellos Giuliano. “Tiene carácter, ambición, ganas de crecer y formarse como jugador profesional”, ha señalado sobre el Cholito.

La semana de trabajo ha sido muy buena, y con una victoria “todo se ve mejor”. Se está trabajando bien desde pretemporada y necesitaban “una victoria para refrendar el trabajo”. “Los jugadores estaban creyendo, pero los tres puntos son los que te dan credibilidad”, ha sostenido. Lo importante ahora es dar la primera victoria en casa y “lograr la comunión de los aficionados con los jugadores”.

Un triunfo es innegociable este fin de semana tras sumar un punto de seis disputados en el estadio de La Romareda. Para lograr el objetivo del ascenso, las victorias en casa son innegociables, y no puede esperar más la primera. El ambiente será propicio para ello y es el turno de que los jugadores les den una alegría.

Print Friendly, PDF & Email