Ser el visitante 200.000 entre figuritas de papel en el Museo del Origami de Zaragoza

Héctor y Begoña han sido los visitantes 200.000 del EMOZ

A Héctor le parecía «muy difícil y muy raro» que un folio como los que hay en su cole se convirtiera en un pavo real o en un gran dinosaurio solo doblándose. Su madre Begoña le explicaba que eso era el origami, un arte que venía de muy muy lejos. Y es que los dos han pasado este jueves una mañana muy especial en el Museo del Origami de Zaragoza que los ha recibido con figuritas de papel y la sorpresa de ser los visitantes 200.000. Con sorpresa y mucha alegría, han recibido por parte del director del museo, Jorge Pardo, un libro para aprender a hacer origami y alguna que otra figura.

«Es la primera vez que venimos. Somos de Zaragoza y no lo conocíamos todavía así que hemos aprovechado antes de que empiece el cole para venir aquí. A mí me han gustado mucho las figuras de animales, sobre todo una de un ciervo», ha dicho Begoña Cantín. A su lado, su hijo Héctor Borrás solo tenía ojos para el gran dinosaurio de papel, aunque también le ha gustado el escudo del Real Zaragoza, a pesar de ser el mayor fan de Messi.

Con una media de 23.000 visitantes anuales, el Museo del Origami cumplirá diez años en 2023. Pavos reales, animales y hasta grandes figuras como Marilyn Monroe y Goya se convierten en figuritas de papel en un museo que quiere potenciar la cultura de doblar el papel una y otra vez para hacer auténticas obras de arte. Para esta temporada que comienza el museo tiene previstas, entre otras exposiciones, la de vestidos de papel «una de las más queridas y visitadas por el público» según el director del Museo del Origami, Jorge Pardo.

A pesar de llevar 9 años ya abierto, el Museo del Origami es un espacio todavía desconocido para muchos. «Hay mucha gente que no sabe que estamos aquí. Es el único museo de Europa en este arte y en Japón mucha gente lo conoce, pues las autoridades siempre vienen aquí a Zaragoza. Sin embargo, no tenemos una importante afluencia de público y desde que se abrió hace 9 años hemos encadenado una crisis con otra», lamenta Jorge Pardo.

Así, para intentar ponerlo en el mapa y hacer que sobre todo «familias y niños» conozcan este mundo de papel, la Directora General de Turismo del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez, ha asegurado que se va a «impulsar el museo». «Vamos a hacer lo que esté en nuestra mano para que la gente conozca este lugar, queremos que vengan las familias y los niños y que se lo cuenten a otros niños para que acudan también. Esto requiere también una importante labor pedagógica y tenemos que conseguirlo, porque aquí hay piezas y autores, tanto profesionales como amateurs, que han puesto una gran sensibilidad para hacer figuras que podrían estar en el Louvre», ha asegurado Gloria Pérez.

Así, el arte de plegar el papel una y otra vez vive en un espacio mágico en Zaragoza que espera recibir 200.000 visitantes más.

Print Friendly, PDF & Email