Una planta de energía térmica permitirá abastecer 20.000 viviendas en Zaragoza

El proyecto arrancará en la margen izquierda, aunque no se descarta ampliarlo

El Gobierno de Aragón ha anunciado que apoyará el proyecto para crear una planta de energía térmica renovable que abastercerá a más de 20.000 viviendas en la margen izquierda del río Ebro, en Zaragoza, aunque se baraja su ampliación a distintos puntos de la ciudad. La inversión será de 60 millones por parte de la empresa DH Energías, y a su vez de la promotora Zaragoza Eco Energías.

La iniciativa, declarada en el último Consejo de Gobierno como de Interés Autonómico, creará doce empleos directos para su mantenimiento y otros 137 para la extracción y explotación de recursos. Los cálculos apuntan a un gasto de 65.000 toneladas anuales de biomasa forestal al año.

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, ha transmitido que los plazos son de entre cinco y seis años hasta que esa energía llegue a las casas, previa construcción de la planta. En este momento, se está tramitando en el ayuntamiento de la capital aragonesa la localización de la planta.

Su funcionamiento se basa en la instalación de una red de calefacción centralizada que se suministrará a través de una red de agua caliente, por lo que se requerirá de un sistema especializado de tuberías. Además de esta red de distribución, el proyecto comprende la creación de una instalación solar fotovoltaica para el autoconsumo y recarga de vehículos eléctricos. Por último, también se contará con un centro logístico para la recogida, transformación y clasificación de la biomasa que se va a utilizar.

El objetivo, explican desde el Gobierno de Aragón, es que contribuya a la “descarbonización”, ya que “facilita la sustitución de chimeneas de calefacción” por un sistema que califican de “más eficiente, centralizado y que mejora los niveles de contaminación en el centro de las ciudades”.

“Si fuimos hacia el hidrógeno, ahora vamos hacia las redes de calor inteligente alimentadas por energías renovables”, ha dicho Aliaga, que también se ha referido a la intención de impulsar las comunidades energéticas locales. En esta línea, ha adelantado que ya trasladaron a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Democrático, Teresa Ribera, “un paquete de doce medidas”.

Ahora, ha continuado, se va a pedir “que se modifique y se adapte la legislación”. Esto es, a su juicio, la tarea pendiente para que se terminen de desarrollar, como ocurrió a su parecer con el autoconsumo. “Están surgiendo dificultades administrativas porque es muy compleja”, ha explicado.

Print Friendly, PDF & Email