El Vive Latino hace vibrar las orillas del Ebro

Lo dijo Kase.O, “Zaragoza no para”. Lo dijo Amaral, “cantar a orillas del Ebro es uno de los mejores regalos”. Lo dijo Carlos Sadness quien se esperaba algo más de cierzo en una “maravillosa ciudad” y lo dijo Leiva que estaba “eternamente feliz de cantar con amigos en esta bonita ciudad”. Y es que Zaragoza se convirtió en un todo que se unía con algunas de las voces más importantes del panorama musical e internacional en el cierre de un Vive Latino que, seguro, se fue dejando un buen sabor de boca.

Print Friendly, PDF & Email