El conductor de un autobús escolar acepta dos años de prisión por tocarle el pecho a una menor

Imagen de archivo de un autobús

La sección primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a la pena de dos años de prisión a un conductor de autobús por realizar tocamientos a una menor de 14 años cuando bajaba del vehículo.

El condenado trabajaba de conductor en una línea de autobuses escolares y la menor viajaba cada mañana con él hasta su centro escolar. El juzgado considera probado que el varón, que responde a las iniciales P.J.G.N., en septiembre de 2019 le preguntó a la joven que “cuántos años tenía”, respondiendo ella que catorce y diciendo él que “si tuviera 18…”.

Otro día, según continúa la sentencia, el condenado le preguntó “si tenía cuenta de Instagram” y que le buscara. Cosa que la menor hizo, aceptando su petición de amistad y comenzando a enviarse mensajes en los que el acusado le llegó a preguntar por su vida personal, si tenía novio, si era virgen y qué es lo que hacía con los chicos que había estado. Al decirle la menor que había tenido novio, el conductor le contestó “que tenía un cuerpazo, que no tardaría en encontrar otro, que estaba muy buena y que tenía buen culo y buenas tetas”.

Asimismo, en un momento en el que estaban en el autobús y según dicta la sentencia “nadie los podía oír”, le decía que “tenía buenas tetas, buen culo, que estaba muy buena y pidiéndole salir por ahí”. La menor tenía una deficiencia visual del 85%, por lo que el acusado se ofrecía a ayudarla a bajar del autobús y en tres ocasiones, a finales de septiembre de 2019, el acusado mientras la ayudaba y con “ánimo libidinoso y antes de darle la mano”, le tocó un pecho y al sobresaltarse ella y recriminárselo, el acusado le espetó “que había sido sin querer”. Los hechos fueron denunciados en el cuartel de la Guardia Civil de Alagón.

La Fiscalía, defensa y acusación particular llegaron a un acuerdo el pasado mes de julio en el que se condenaba al conductor a dos años de prisión por un delito de abuso sexual a menor de 14 años. Además, el tribunal condenó al varón al pago de 3.000 euros de indemnización, cantidad que ya ha entregado. No podrá aproximarse y comunicarse con ella en tres años y medio.

Print Friendly, PDF & Email