Recuperar los servicios públicos «maltrechos» y más inversión económica: las claves de Lambán para el nuevo curso

El presidente de la DGA, Javier Lambán, atendiendo a los medios de comunicación // Imagen Laura Trives

Recuperar los servicios públicos «maltrechos» por la pandemia como la educación, los servicios sociales y la sanidad y hacer que el desarrollo económico y las inversiones no paren en Aragón y sigan creciendo paulatinamente. Esos son los dos objetivos con los que el presidente de Aragón, Javier Lambán, encara el nuevo curso político tras una legislatura «bastante complicada».

«Llevamos una legislatura bastante complicada. De hecho hemos tratado de mantener a viento y marea la hoja de ruta que marcó mi programa de investidura como presidente. Lo hemos mantenido en buena medida, pero tanto la pandemia como la guerra de Ucrania han alterado absolutamente todas las previsiones», ha reconocido el presidente del ejecutivo aragonés.

Así, ha señalado que ante estas «inclemencias» el Gobierno de Aragón no estaba preparado porque «ni había hoja de ruta ni ninguna formula para enfrentarse a una pandemia en pleno siglo XXI». «Son fenómenos que eran inimaginables y hace un año ni siquiera llegaríamos a pensar que estaríamos ahora con una inflación de más de dos dígitos con todo lo que eso significa ni con un encarecimiento de las materias primas y problemas de suministro», ha asegurado.

Ante un panorama incierto, se tuvieron que «descubrir salidas e improvisar medidas». «Como Gobierno de Aragón manifestamos nuestra colaboración al Gobierno de España para hacer frente a todos estos problemas y también afrontamos aquellos que competencialmente son nuestros», ha relatado Lambán haciendo referencia a la recuperación de los servicios públicos afectados por la pandemia y el fomento del desarrollo económico. «Se trata de hacer que ese desarrollo, esas inversiones y el empleo no se detengan. Afortunadamente tenemos llamadas todos los días de empresas que quieren venir y apostar por Aragón y en breves comunicaremos el anuncio de algunas de ellas».

Lambán ha culminado asegurando que quiere convertir Aragón en un «microclima a resguardo de las inclemencias» que con la colaboración público privada y el diálogo social y público permitan «dejar atrás esta lamentable época que nos ha tocado vivir».

Print Friendly, PDF & Email