El Congreso convalida el nuevo sistema de cotización de los autónomos

El ministro José Luis Escrivá, durante el debate parlamentario. Foto del Congreso de los Diputados

El Pleno del Congreso de los Diputados, en sesión extraordinaria, ha convalidado este jueves por 260 votos a favor, 64 en contra y 25 abstenciones el real decreto ley sobre el nuevo sistema de cotización de los autónomos en función de sus ingresos reales.

La norma se tramitará como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia al recibir 348 votos a favor, uno en contra y ninguna abstenciones.

Durante su intervención, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha puesto en valor la “reforma estructural” sobre la cotización de los autónomos, que hasta ahora elegían la base en función de la que contribuían a la Seguridad Social, optando la gran mayoría por la más baja, y ahora deberán cotizar en función de sus rendimientos netos.

Se establecen 15 tramos de rendimientos que abarcan desde el primero, para aquellos autónomos que ganan menos de 670 euros mensuales, hasta un último tramo, para quienes ganan más de 6.000 euros al mes. Las cuotas, cuya cuantía se implantará de forma progresiva hasta 2025, oscilarán entre las más bajas -230 euros al mes en 2023, 225 euros en 2024 y 200 euros en 2025- y las más altas -de 500 euros en 2023, 530 euros en 2024 y 590 euros en 2025-.

Escrivá ha resaltado que será un modelo “más ágil, más flexible, más justo y más sostenible de la acción protectora” de la Seguridad Social.

Ha repetido en varias ocasiones que la reforma ha sido fruto del acuerdo con las asociaciones de autónomos y está en línea con las recomendaciones del Pacto de Toledo. “Cada uno ha tenido la altura de miras para ver lo importante que era que llegáramos a un acuerdo en el que todos nos sintiéramos cómodos”, ha dicho el ministro en este sentido. Ha añadido que “todos han hecho sacrificios” para el consenso y sus demandas “han podido ser interiorizadas”.

El titular de Seguridad Social ha destacado que quienes tengan rendimientos netos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pagarán cuotas “notablemente reducidas” y hasta quienes tengan rendimientos netos de 1.700 euros abonarán cuotas “similares e incluso menores a las actuales”. En suma, “uno de cada dos autónomos tendrá acceso a una cuota menor que la que paga actualmente” y que puede ser hasta un 30% más baja, y tres de cada cuatro autónomos cotizarán menos o igual que hasta ahora.

El ministro ha enfatizado que la reforma “favorece fundamentalmente” a mujeres y jóvenes, que ingresan en su mayoría menos del SMI.

Al mismo tiempo, ha afirmado que el cambio “supondrá un reto para la Seguridad Social” por pasar a tener en cuenta los rendimientos netos, lo que supondrá coordinarse con la Agencia Tributaria, y “supondrá un antes y un después” en la relación con la Seguridad Social por la mejora de la protección social y por aumentar “la equidad” del sistema.

Críticas por falta de diálogo parlamentario

En el turno de los grupos parlamentarios, desde Vox, con posición en contra, la diputada Inés Cañizares ha criticado la norma por ser “un ataque a la libertad de los autónomos a su derecho a elegir” la base y ha asegurado que la reforma servirá para recaudar más.

También ha llamado la atención sobre que “no queda claro en el real decreto-ley” si los autónomos deberán cotizar también por rendimientos derivados de “ostentar la participación en una entidad con o sin personalidad jurídica” y si “están, de manera encubierta, introduciendo un impuesto sobre el patrimonio”.

Por Ciudadanos, que también rechaza el decreto, María Muñoz ha afirmado que el decreto “no puede ser asumible por nadie que se diga liberal” y ha acusado al Gobierno de volver “al trágala del diálogo social”.

También ha criticado que la norma se haya hecho “de espaldas a esta Cámara y sin conceder a la oposición el mínimo margen para debatir y mejorar el texto”.

Esta crítica también ha sido suscrita por el PNV, que ha advertido al Gobierno de que sea “la última vez” que no negocie con los grupos, y por ERC, que ha acusado de “menosprecio al parlamentarismo y a la democracia”.

Desde el PP, Tomás Cabezón ha confirmado el voto favorable a la norma y lo ha justificado en que lo ha acordado el diálogo social y “fue una exigencia nuestra”, en que se tramitará como proyecto de ley posibilitando introducir cambios y porque “entre todos hemos conseguido una vez más que el Gobierno rectifique”. Ha dicho que “no es la propuesta que hubiera hecho el PP», pero es el «acuerdo logrado”.

Por parte de Unidas Podemos, Isabel Franco ha avisado de que “no es suficiente” y es “peligroso” que no haya un “objetivo final”, ya que el nuevo esquema tiene una implementación transitoria hasta 2025, y a partir de ese año se decidirá si se revisa el sistema hacia adelante.

Por otra parte, el diputado de ERC Joan Capdevilla ha reclamado extender a los autónomos con discapacidad “con igual intensidad y alcance las condiciones de protección reforzada vigentes ya en regulación de la jubilación anticipada a los trabajadores con discapacidad a efectos de régimen general». “La protección general de las personas con discapacidad no debe depender de si trabajan por cuenta propia o por cuenta ajena, esperamos que pronto nos pongamos a la labor y corrijamos toda cuanta deficiencia que la precipitación le ha obligado a usted a traer a este parlamento”, ha agregado Capdevilla.

Print Friendly, PDF & Email