La DPZ se hará cargo al 100% de todos los daños en infraestructuras municipales del incendio de Añón

Los efectivos de extinción han estado trabajando durante días en la zona del Moncayo

El monasterio de Veruela ha sido este lunes el punto de encuentro entre los alcaldes de los municipios afectados por el incendio de Añón de Moncayo y diferentes autoridades provinciales y autonómicas que se han desplazado hasta allí para conocer las preocupaciones de la zona en estos momentos tan duros. Entre ellos ha estado presente el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, quien ha trasladado su apoyo a todas las localidades afectadas para la restitución de todas las infraestructuras que se han visto dañadas.

En este sentido, hay que recordar que Sánchez Quero ya visitó la zona hace tan solo una semana. Ya entonces mostró su compromiso y el de toda la DPZ para impulsar la coordinación con otras administraciones y anunció que se iba a solicitar la declaración de zona catastrófica por el incendio, al tiempo que desde la institución se comprobaría que infraestructuras habían sufrido desperfectos.

«Los técnicos de la Diputación de Zaragoza han visitado ya todos y cada uno de los pueblos dañados. En estos momentos están haciendo una valoración y, en el momento que se cuantifiquen los daños, nos haremos cargo al 100% de todos los daños de infraestructuras municipales e intentaremos agilizar el expediente de modificación presupuestaria al máximo, para poder llevarlo al pleno ordinario del 14 de septiembre y así poder pasar los fondos a los ayuntamientos», ha explicado.

En esta ocasión, Sánchez Quero ha estado acompañado por el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona. Ambas instituciones, según ha apuntado Sánchez Quero, han tendido su mano y aseguran que «no van a dejar solos» a los municipios afectados.

Nueva política forestal

Por otro lado, Sánchez Quero también ha sido preguntado por la nueva política forestal, tras las quejas que emitieron algunos ayuntamientos y asociaciones de la zona que pedían que esta fuera ligada a la lucha contra la despoblación y se elaborasen unos planes de protección contra incendios. El presidente de la Diputación de Zaragoza se ha mostrado comprensible con la situación y ha reconocido que entre todos, instituciones locales, comarcales, provinciales y el Gobierno de Aragón, se está trabajando para establecer unos planes de emergencia para ayudar a intentar que el monte se limpie.

Sin embargo, aunque la apuesta de algunos de estos municipios es la ganadería extensiva, Sánchez Quero no lo ve de la misma forma. «Yo no veo que la ganadería extensiva sería la solución porque habría que tener millones de cabezas de ganado para limpiar todo, pero la idea es que a través de las instituciones llevemos una política de limpieza de montes y flexibilicemos un poco que todas esas tierras que se quedan vacías y se quieren labrar, no haya tanto miramiento con el tema del porcentaje o si llevan seis años o siete años sin cultivar, sino que aquellos agricultores que quieran, les facilitemos el trabajo para que lo hagan», ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email