El Palacio de los Deportes de Zaragoza realizará una reforma integral de su pista de atletismo

Las obras, que comenzarán pronto, tendrán una duración aproximada de unos dos meses | Foto: Laura Trives

El Palacio de los Deportes de Zaragoza, más conocido por deportistas y vecinos de la capital aragonesa como «El Huevo», realizará tras 25 años una reforma integral de su pista de atletismo. Es la primera tras la construcción del pabellón en 1997 y esta incluirá el cambio de pavimento deportivo de las cuatro calles que conforman el anillo exterior y la zona central, así como los espacios para otras modalidades como salto de altura, longitud y lanzamiento de peso, con la construcción de un segundo foso para salto de longitud en el espacio que actualmente estaba destinado al salto de pértiga.

La obra, que comenzará pronto, tendrá un plazo de ejecución de dos meses y supondrá una inversión de 318.185 euros. El objetivo es claro, dotar a los deportistas aragoneses de unas buenas instalaciones. «Intentamos que con esta obra se mejore la calidad ya no solo en competición, sino para entrenar. El suelo tiene muchos años, el impacto con el cuerpo es más peligroso porque está desgastado. Lo que queremos es que el deporte aragonés, en este caso, el atletismo y la gimnasia, tengan un pavimento de mucha más calidad», ha explicado la concejal de Deportes, Cristina García.

Se va a construir un segundo foso para salto de longitud junto al ya existente | Foto: Laura Trives

De los trabajos se hará cargo la empresa Mondo Ibérica, que resultó adjudicataria por procedimiento abierto. Además, el nuevo pavimento cumplirá con los requisitos de la Federación Internacional de Atletismo para su homologación como Clase I IAAF – WA (International Association of Athletics Federations – World Athletics).

La reforma también contará con una renovación energética

Sin embargo, no es la única remodelación que va a tener lugar en estos meses en el Palacio de los Deportes. Desde comienzos de verano también dio inicio la renovación de las calderas de la instalación. Con una inversión de 336.862 euros, lo que se pretende es reducir en un 17% el consumo energético de las actuales instalaciones y en un 40% las emisiones de CO2.

La obra incluye también el cambio de combustible de gasóleo a gas natural y la sustitución de las bombas circuladoras por otras dotadas de variador de frecuencia y de alta eficiencia energética. Por último, para reducir las pérdidas térmicas desde los vestuarios y piscina cubierta hacia las pistas, se va a realizar un cerramiento que aísle convenientemente estas zonas, hasta ahora comunicadas a través del falso techo.

Para la ejecución de los trabajos, de los que se hace cargo la empresa Veolia Servicios Norte, se requería el cierre completo de todo el complejo (piscina de verano, piscina climatizada y pista de atletismo) durante cuatro meses. Es por este motivo por el que se ha optado por la temporada veraniega, cuando es menor la afección para los usuarios.

Print Friendly, PDF & Email