El Estatuto de Autonomía celebra su 40º aniversario exigiendo un nuevo sistema de financiación

Cuatro décadas después, el mayor reto que tiene Aragón es el de conseguir una mejora en el sistema de financiación autonómica

Tal día como hoy en 1982 fue aprobado definitivamente el texto que iba a regir la vida de los aragoneses desde entonces. Aquel 10 de agosto entró en vigor el Estatuto de Autonomía de Aragón, que devolvía a la Comunidad una identidad propia y que otorgaba un autogobierno con el que dirigir su hoja de ruta y avanzar hacia el desarrollo social y económico del territorio.

Un Estatuto que, para el presidente de Aragón, Javier Lambán, “cambió radicalmente” y “para bien” la historia de la Comunidad, traduciéndose en “40 años de éxito indiscutible” después de “siglos en los cuales nuestros hombres y mujeres y recursos estaban a merced de designios políticos que no eran los nuestros”. “Nos ha sentado de maravilla. Hemos crecido, dado suelta a nuestro talento y creatividad y a pesar de las dificultades el futuro para Aragón se presenta radiante con muchas posibilidades, siempre y cuando seamos capaces de hacer lo que hicieron nuestros antepasados”, ha señalado el líder autonómico durante su visita a las Fiestas de San Lorenzo.

Ahora, cuatro décadas después, el mayor reto que tiene Aragón es el de conseguir una mejora en el sistema de financiación autonómica ante una “situación haciendística agónica” que “nos impide hacer las inversiones que queríamos”. “Todas las comunidades tenemos ese problema, pero las de mayor territorio y poca población lo sufrimos en mayor medida. Exijo al Gobierno de España que asuma la iniciativa y que entre todas podamos resolver el principal problema de la comunidad”, ha resaltado.

Asimismo, Lambán también ha situado otro de los problemas que, a su juicio, puede dañar la “estabilidad” de la Comunidad y de todo el país: el “nacionalismo exacerbado” que “nos flanquea al este y al oeste” y que “es un elemento perturbador de la unidad y de la salud democrática”, que “resta la capacidad para desarrollarse de manera armónica”. “Conocedores de lo que significa el independentismo porque lo sufrimos, Aragón debe asumir responsabilidad en el fortalecimiento de España como nación. Pocas comunidades tienen un sentimiento tan compartido entre su adscripción a la comunidad y la nación. Nosotros nos sentimos plenamente aragoneses y españoles, y eso nos obliga a fortalecer el proyecto nacional de España”, ha remarcado.

Print Friendly, PDF & Email