Solución a la falta de tiempo o ganas de cocinar: 7 propuestas de ‘take away’ en Zaragoza

En Zaragoza ya son muchos los restaurantes que han apostado por el ‘take away’, algunos incluso en exclusiva | Foto: Laura Trives

Más de dos años después de que una pandemia llegara a nuestras vidas para cambiarlas por completo, casi todos los sectores han sufrido ya los estragos de la aparición de la Covid-19 y, en especial, el de la hostelería. Numerosos establecimientos se han visto abocados al cierre por una crisis que a día de hoy se agrava todavía más con la acechante inflación. Esta inevitable avalancha de cambios en los hábitos de consumo está obligando a los servicios a reinventarse.

Así, pocos son ya los bares y restaurantes que no cuentan en la actualidad con la opción de ‘delivery’ o ‘take away’, que pasó de ser una alternativa más a ser la única para el sector durante los meses más duros del confinamiento. La comida para llevar es ahora sinónimo de éxito y es que los clientes buscan más que nunca poder disfrutar de sus platos favoritos desde casa, sin necesidad de permanecer en un lugar durante un tiempo determinado.

En Zaragoza ya son muchos los restaurantes que han apostado por el ‘take away’, algunos incluso en exclusiva. Para esos días en los que cocinar no es factible pero sí lo es degustar una buena comida sin tener que moverse del sofá, te proponemos una lista con algunos de los más apetecibles.

1. Pizza Mia

Caminar por la calle Don Jaime I sin sucumbir al olor a pizza recién hecha de este establecimiento es prácticamente imposible y es que esta pizzería ‘take away’ no solo atrapa a la vista sino también al resto de sentidos. Pizza artesana de ingredientes frescos, elaborada en un horno de leña en directo frente al cliente, al más puro estilo italiano, es lo que ofrece este local de comida para llevar que también cuenta con la opción de envío a domicilio.

Entre sus especialidades están las porciones de pala romana, típica de la capital italiana, una pizza de masa cuadrada muy elaborada y con doble horneado que combina un mix de siete tipos diferentes de harina y precisa de una fermentación mínima de 16 horas. La pizza napolitana, hecha en horno de leña a 450 grados tras una fermentación de 48 horas, y la Stella Pizza Mia, una pizza con forma de estrella y bordes rellenos de queso, forman también parte de la oferta más popular del restaurante, que cuenta además con algunas elaboraciones dulces.

2. Empanadas Malvón

Las empanadas argentinas Malvón están arrasando en toda España | Foto: Laura Trives

Las empanadas argentinas Malvón, elaboradas a mano, están arrasando en toda España y en Zaragoza cuentan ya con tres tiendas diferentes situadas en la calle Alfonso, el paseo Fernando el Católico y la Plaza del Carmen.

Su carta propone ofertas en packs, más económicas, y un sinfín de sabores que van desde la de berenjena parmesana hasta la de puerro gorgonzola, en la sección de clásicas; y del pollo thai al secreto ibérico o las costillas barbacoa, en la sección gourmet. Para acompañar, vinos y refrescos y, de postre, alfajores de chocolate. Una suculenta variedad que se puede pedir a domicilio o recoger en tienda y que, por seguro, alegrará el día a cualquiera.

3. La Recámara

Este recién estrenado local, que abrió sus puertas en la céntrica calle de Casto Méndez Núñez hace apenas dos semanas, ofrece al cliente un concepto propio de bocadillos para llevar. Con propuestas para los más golosos como un irresistible sándwich de Nutella pero también para los que no pueden resistirse a un buen bocadillo de jamón, este nuevo establecimiento ‘take away’ cuenta con una oferta de lo más completa a la que se añaden también cafés y refrescos para llevar.

La Recámara ofrece al cliente un concepto propio de bocadillos para llevar | Foto: Laura Trives

Los bocadillos de esta pequeña empresa familiar se elaboran en el momento con pan focaccia y embutidos que llegan directos desde Italia -excepto el jamón, que es de origen nacional-, aunque su ingrediente estrella son las salsas, que les dan ese toque tan especial.

4. La Tradicional

A falta de tiempo o ganas de enfundarte del delantal pero también de los recurrentes “táperes de la abuela” está ‘La tradicional’, un restaurante situado en pleno Camino las Torres que ofrece cocina casera para llevar basada en la cocina de toda la vida. Se trata de un proyecto del grupo hostelero Tándem -Marengo, Nativo, Nómada…- que propone una sabrosa alternativa a todos aquellos que nunca renuncian a una buena comida.

El local ofrece más de 70 platos de todo tipo, entre los que destaca su popular pollo al ast pero también sus arroces, fideuás y asados. En definitiva, un menú variado y saludable que selecciona lo más popular del recetario tradicional otorgándole un toque personal e innovador. Además, La tradicional cuenta con una tienda online en la que el cliente puede programar su pedido para recogerlo en tienda, evitando esperas, o enviarlo a cualquier punto de la ciudad.

5. Nola Smoke

Si no te conformas con cualquier plato y buscas una opción más original, Nola Smoke es tu sitio. Este establecimiento es la versión ‘take away’ del popular restaurante Nola Gras y, con la comida callejera como base, invita a recorrer el mundo a través de la fusión de ingredientes de distintos rincones del planeta de la mano de su chef, Álex Viñal.

Ubicado en la calle Madre Vedruna, se trata del único restaurante en España que utiliza la potencia del ahumado de la brasa Kamado para darle a los platos ese toque “smoke” que le da nombre al local. Hamburguesas, perritos y sabores mexicanos, asiáticos y mediterráneos conforman este innovador concepto de ‘delivery’. Además, la tarta de queso del Nola Gras se ha ganado la fama de ser una de las mejores de la ciudad y está disponible en su versión para llevar.

6. CroquetArte

CroquetArte funciona como una tienda en la que las croquetas frescas se exponen en las vitrinas | Foto: Laura Trives

El paraíso zaragozano de las croquetas ofrece también opciones de ‘take away’. En sus tres establecimientos, ubicados en el Tubo, el Coso y La Romareda, podrás llevarte a casa las croquetas de pollo al caramelo, de risotto con shiitake y parmesano o de espinacas con queso de cabra y nueces, aunque estos son solo algunos de los múltiples sabores que hacen cada día la boca agua a sus clientes.

A pesar de que es posible comer en sus establecimientos, CroquetArte funciona como una tienda en la que las croquetas frescas se exponen en las vitrinas y se dispensan para llevar en conos de 6 o 12 unidades, para el tamaño estándar, y de 12 o 24, para las croquetas de cocktail. Estas se venden a peso y el cliente puede escoger si prefiere llevárselas ya hechas de allí o freírlas en su casa.

7. El Susano

En la calle Mayor podrás poner la guinda a una buena comida con las exquisitas tartas para llevar de El Susano, aunque es necesario pedirlas antes por encargo. Eso sí, los perritos calientes y las pizzas de su vitrina son idóneas para matar el gusanillo después de una noche de “juepincho” o cervezas por la Magdalena.

El Susano cuenta con opciones para vegetarianos y veganos

Susano era el gato de Susana, natural de Argentina, la dueña e impulsora de este pequeño local gastronómico que abrió sus puertas en 2016, el mismo día que su mascota cerraba sus ojos para siempre. Susana pensó en que era necesario que vegetarianos y veganos pudiesen pecar también con algún que otro capricho, por eso ofrece dulces irresistibles, como los churros rellenos de chocolate vegano, pero también tortillas, perritos calientes y pizzas veganas para chuparse los dedos. Este establecimiento ‘take away’ de apenas unos metros cuadrados se ha ganado ya un hueco en el corazón -y en el estómago- de muchos jóvenes zaragozanos.

Print Friendly, PDF & Email