Un camionero quintuplica la tasa permitida de alcohol en la A-23 en Albentosa

Las diligencias fueron instruidas por un Equipo de Atestados del Subsector de Tráfico de Teruel

La Guardia Civil de Teruel dio el alto el pasado 23 de julio a un camión en la A-23 en Albentosa por no llevar una de las placas de matrícula. Cuando los agentes comenzaron a hablar con él, observaron que podía haber consumido alcohol, por lo que procedieron a practicarle la prueba de alcoholemia. Para su sorpresa, quintuplicaba la tasa permitida.

Los hechos ocurrieron el 23 del mes pasado en el kilómetro 73 de la A-23 en el término municipal de Albentosa. Cuando los agentes del destacamento de Tráfico de Sarrión observaron que le faltaba una matrícula, procedieron a notificarle la infracción, y una vez cara a cara observaron como el conductor presentaba sintomatología compatible con el consumo de alcohol, por lo que fue sometido a las pruebas de alcoholemia. En ellas arrojó un resultado positivo de 0,85 y 0,77 miligramos/litro en aire espirado; siendo investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Cinco veces más de lo permitido.

Las diligencias fueron instruidas por un Equipo de Atestados del Subsector de Tráfico de Teruel, y a disposición de la autoridad judicial; quedando el vehículo inmovilizado.

Print Friendly, PDF & Email