Un día en el Conservatorio Profesional de Danza de Zaragoza

Decía la coreógrafa Agnes de Mille que bailar es estar fuera de uno mismo y que cuando uno lo hace se vuelve más grande, más fuerte y más poderoso. Y esa fuerza desmedida habla de pasión y sensibilidad en el Conservatorio Municipal Profesional de Danza de Zaragoza, donde unos 180 alumnos se dejan llevar por una de las artes escénicas más disciplinadas y bellas. Allí donde se erige el antiguo Cuartel Palafox, el conservatorio de danza es el único centro de Aragón con enseñanzas profesionales en este ámbito, tanto en la especialidad de danza clásica como contemporánea.

Print Friendly, PDF & Email