La Caixa facilita hasta julio más de 600 nuevos empleos a personas en situación vulnerable en Aragón

En Aragón han sido atendidas 1.462 personas de la mano de once entidades

El programa de integración sociolaboral Incorpora de la Fundación La Caixa ha facilitado en Aragón durante los primeros seis meses del año 628 inserciones para personas en situación de vulnerabilidad con el compromiso de 283 empresas. En la Comunidad han sido atendidas 1.462 personas de la mano de once entidades en 2022. Además, se han creado 15 nuevos pequeños negocios.

«La inserción sociolaboral es una herramienta clave para el progreso. Gracias al trabajo en red de entidades y empresas comprometidas, miles de personas en situación de vulnerabilidad logran salir adelante con un empleo que les permite recuperar autonomía. En esta línea, y con el fin de que nadie se quede atrás, impulsamos una formación que garantiza la digitalización y facilita la empleabilidad en la era digital», ha resaltado el subdirector general de la Fundación La Caixa, Marc Simón.

Estos últimos datos que se desprenden del programa Incorpora reflejan la recuperación en sectores que sufrieron las consecuencias de la pandemia y que ahora vuelven a ser un motor generador de empleo. En especial, cabe destacar los de logística y comercio, hostelería y restauración, limpieza y ámbito sociosanitario.

En España, se han conseguido 20.213 puestos de trabajo a personas en situación de vulnerabilidad, un 9,4 % más que en el mismo periodo del año pasado. Esto ha sido posible gracias a la colaboración de 8.859 empresas en este proyecto de responsabilidad social. Asimismo, ha contribuido a impulsar 810 nuevos pequeños negocios liderados por personas en riesgo de exclusión social con voluntad emprendedora.

De la mano de 407 entidades sociales, durante 2022 han sido atendidas 57.237 personas en riesgo de vulnerabilidad: personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género, desempleados de larga duración y personas privadas de libertad, entre otras. Todo ello, gracias a una red de técnicos que ofrece atención personalizada esencial y un seguimiento continuado a los participantes antes, durante y después de su contratación.

Del total de las inserciones logradas, 10.998 han sido de mujeres y 9.215 de hombres. Además, 5.098 han sido de personas con alguna discapacidad y 15.115 de personas en riesgo o situación de exclusión.

Formación para reducir la brecha digital 

Las nuevas necesidades surgidas en la era digital han suscitado una transformación en el mercado laboral, tanto para las empresas como para los clientes. Según manifiestan, no adaptarse a la digitalización puede suponer una barrera para la inclusión social y acentuar las diferencias sociales y el aislamiento.

En este sentido, con el fin de disminuir la brecha digital en la búsqueda de empleo, la Fundación La Caixa y la Fundación Accenture han impulsado la formación «Trabajando en Digital» para acompañar a personas en situación de vulnerabilidad. Su objetivo es impulsar la digitalización para favorecer su inclusión social y su empleabilidad. En el primer semestre de 2022 han participado en ella 6.195 personas. En Aragón, han realizado el curso 130 personas en riesgo de exclusión social.

La formación, impartida por distintos técnicos de Incorpora, les permite acceder a profesiones que demandan conocimientos digitales para manejar nuevas herramientas en el día a día: desde el sector de la hostelería hasta el sector de la logística. En ella se trabajan aspectos como la familiarización con el smartphone para la búsqueda y el mantenimiento de un empleo; el conocimiento de las funcionalidades y posibilidades del correo electrónico, de las aplicaciones de mensajería instantánea y de las videollamadas; la concienciación sobre la huella digital y la gestión de la privacidad en redes sociales; los beneficios de la comunicación digital escrita y oral a través de ejercicios de rol, y la sensibilización sobre la transformación digital.

Asimismo, la formación les ayuda a mejorar competencias como la flexibilidad (identificando las resistencias frente al cambio y los beneficios de mantener una actitud positiva), la capacidad de relación (identificando una red de contactos en la que apoyarse e impulsarse) y el trabajo en equipo (compartiendo conocimientos y colaborando con otras personas en la toma de decisiones o la resolución de conflictos).

El acompañamiento, pilar fundamental en el programa Incorpora 

El programa Incorpora, que se puso en marcha en 2006, tiene como objetivo acompañar y capacitar a las personas vulnerables reconociendo sus potencialidades y preparándolas para entrar en el mercado laboral. Con esa finalidad impulsa el trabajo en red de las entidades sociales y el compromiso y la responsabilidad social de las empresas para que incluyan la diversidad en sus plantillas con un mismo objetivo: mejorar la vida de las personas.

Entre las tareas que realizan los técnicos de inserción laboral se incluyen la prospección de empresas, el seguimiento del proceso de formación de la persona beneficiaria, el acompañamiento laboral de las personas insertadas, el asesoramiento a las empresas contratantes para facilitar el ajuste de las personas a las características de los puestos y el fomento de la colaboración de nuevas empresas con el programa.

El programa desarrolla distintas líneas de trabajo con el fin de acompañar y dar oportunidades a las personas más vulnerables. Entre ellas cabe destacar el impulso del autoempleo para apoyar las iniciativas de emprendimiento mediante el análisis y desarrollo de un plan de empresa.

Print Friendly, PDF & Email