Hashimoto quiere cumplir en el Huesca su “sueño” de debutar en el fútbol español

Hashimoto vive sus primeros días como azulgrana | Foto: SD Huesca
Cuando Kento Hashimoto recibió la oferta de la Sociedad Deportiva Huesca, se dejó aconsejar ni más ni menos que por Shinji Okazaki, el primer y único nipón en pasar por la entidad oscense hasta que debute su compatriota. Precisamente, el centrocampista de 28 años ha dicho perseguir la misma oportunidad que su predecesor, como es pelear “por subir a Primera División”. Es la carta de presentación que ha dejado en sus primeras horas como azulgrana, ya después de conocer al equipo y entrenar junto a Ziganda.

Las palabras de Okazaki, que se referían al Huesca como un club “que funciona bien y con gente muy amable”, le sirvieron para decantarse. Pero, por encima de todo, esta cesión le va a permitir materializar su “sueño” de debutar en el fútbol español, algo que supone un plus de motivación y que acrecienta sus “ganas” de competir. Para ello, Hashimoto ha prometido “trabajo y recorrido” en el centro del campo, también “recuperación de balón” y hasta gol.

No obstante, primero debe adaptarse a la ciudad y contexto del fútbol de Segunda División, nuevo para él. En el aspecto físico, el jugador viene de ganar el Campeonato de Asia Oriental con la selección japonesa y ha confesado sentirse “cansado”. En esta competición, tuvo una aparición residual en la goleada por tres a cero contra Corea del Sur y disputó completo el empate sin goles frente a China.

El internacional japonés no participará en el amistoso contra el Nàstic de Tarragona este miércoles y su presencia el viernes frente al Andorra es una incógnita. Eso sí, ha prometido acomodarse pronto al estilo “agresivo y organizado” del Huesca, ya que restan pocos días para el inicio de la Liga y se necesitan efectivos en la medular. De momento, ha señalado, ya ha visto algunos de los encuentros de pretemporada previos a su llegada.

El director deportivo, Ángel Martín González, ha desvelado que en su fichaje ha sido clave la presencia de españoles en su club, el Vissel Kobe, como Andrés Iniesta o Miguel Ángel Lotina para disponer de “información real cercana” sobre Hashimoto. “Nos pareció un jugador completo, quizá el jugador más europeo de Japón, que compite, le gusta trabajar y meter el pie”, ha asegurado. Por esto, tras el ofrecimiento de sus representantes, fue más fácil terminar cerrando su incorporación.

Aunque el club japonés es el propietario de sus derechos, se encontraba cedido la pasada temporada en el Rostov ruso, donde disputó diez encuentros en una temporada marcada por las lesiones. La invasión de Ucrania motivó su vuelta a su país de origen, donde sumó otra decena de apariciones entre Liga y Copa del Emperador.

Print Friendly, PDF & Email