Las mujeres son protagonistas en una exposición en la Gran Vía que habla de los hitos en igualdad

La muestra podrá verse hasta el 31 agosto. Foto: Laura Trives

Corría 1982 cuando las mujeres zaragozanas comenzaron a entender que en la sociedad se estaban forjando huecos para ellas. Se creaba el primer Servicio de Mujer e Igualdad en un Ayuntamiento de Zaragoza que fue pionero en este ámbito y que velaba por protegerlas y garantizarles las mismas oportunidades. Después, en 1985 el Consistorio acogería por primera vez en su historia las pruebas para el graduado escolar como una oportunidad para aquellas que no la habían tenido y años más tarde, en 1989, se fundaba la primera Casa de la Mujer. Hitos que hablaban de igualdad y de una sociedad más justa y que hoy son reconocidos gracias a una exposición en la Gran Vía Ramón y Cajal de Zaragoza.

Carteles de los diferentes 8M, un recorrido por las diferentes exposiciones de temática feminista de la Sala Juana Francés o una visita a la que fue la primera Casa de la Mujer. La exposición se divide en tres lemas: «Zaragoza es igualdad», «Zaragoza es diversidad» y «Zaragoza contra la violencia de género». En esa primera parte se puede hacer un viaje en el tiempo y conocer que en 1995 se incorporó la primera mujer a la plantilla de autobuses urbanos o ver cómo los más pequeños han sido partícipes en la creación de una sociedad más igualitaria con diferentes actividades de formación.

Inclusión y respeto de todas las posibilidades afectivo sexuales. En eso se basa «Zaragoza es diversidad», la parte de la exposición en la que se habla precisamente de todos los avances que ha habido en materia de diversidad afectivo sexual, tales como el Día del Orgullo Lgtbiq o las diferentes políticas municipales de concienciación y sensibilización. Y, por último, «la espina dorsal del Servicio de Mujer e Igualdad»: «Zaragoza contra la violencia de género».

«Las cifras lamentablemente no bajan y siguen estando allí (en los últimos años la Casa de la Mujer ha atendido a 3.844 mujeres víctimas de violencia de género). Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se presta un servicio integral a las mujeres víctimas de violencia de género: atención habitacional, psicológica, jurídica y social y yo creo que es muy importante», ha reconocido la concejala de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas. En esta última parte de la exposición se hace un recorrido por las diferentes políticas como los puntos violeta que se instalan en los actos multitudinarios o la campaña «No es no».

«Lo importante es ver cómo ha evolucionado la igualdad. Los problemas que había en los años 80, estamos hablando de la formación, de que las mujeres saliesen…ahora son otros, ahora las desigualdades vienen por otro lado, una plena inclusión de las mujeres en el mundo laboral ha traído consigo otras desigualdades como la corresponsabilidad que llevamos encima o, por ejemplo, esos trabajos precarios relacionados con los cuidados en la que ellas son mayoría», ha asegurado Antoñanzas.

La muestra podrá verse hasta el 31 de agosto en la Gran Vía y entra dentro de los actos del 40 aniversario del Servicio de Mujer e Igualdad. Este continuará con un acto institucional el 25 de octubre, mesas redondas y ponencias de profesionales y campañas de concienciación en los autobuses y las calles.

Print Friendly, PDF & Email