La Vuelta al Bajo Aragón regresa con un nuevo éxito de ciclistas participantes en categoría cadete

Desde el Club Ciclista Alpino agradecen la labor que realizan los más de 100 voluntarios que colaboran para cortar calles, caminos y accesos del territorio.

La Vuelta al Bajo Aragón vuelve tras el parón de la pandemia. A partir de este viernes, 5 de agosto, 200 corredores de 15 y 16 años nacionales e internacionales inundarán las carreteras del territorio en esta XXXVIII edición.

La carrera, organizada por el Club Ciclista Caspolino, es la única prueba para cadetes que se disputa en España con cuatro etapas. En esta ocasión, contará con 30 equipos, entre ellos cuatro extranjeros de Bélgica y Francia. La integración del ciclismo femenino es uno de los principales objetivos del club, quien asegura que llevan persiguiendo esta integración desde hace años. En esta ocasión, entre los 200 ciclistas habrá 15 corredoras.

Desde el Club Ciclista Alpino agradecen la labor que realizan los más de 100 voluntarios que colaboran para cortar calles, caminos y accesos del territorio. “Sin la participación de estos voluntarios sería imposible llevar con máxima seguridad la vuelta”, asegura el vicepresidente del Club, Álvaro Bello.

Por su parte, la alcaldesa de Caspe, Pilar Mustieles, señala el orgullo que supone para la localidad organizar una prueba de esta categoría. Asimismo, recuerda el gran impulso que supone económicamente. “Esta prueba es una ventana para mostrar nuestra zona y nuestra comarca”, afirma la alcaldesa.

La XXXVIII Vuelta al Bajo Aragón empezará con una etapa prólogo, una contrarreloj individual de dos kilómetros con salida y llegada en Chiprana, que servirá para representar a los participantes. Al día siguiente, el sábado 6, se disputará la primera etapa en línea, Maella- Nonaspe, con un recorrido de 54 kilómetros.

El domingo 7 se disputará la segunda etapa entre Fayón y Fabara con una distancia de 55 kilómetros, una etapa de montaña con altos de Fayón y Mequinenza y un final en el Alto del Calvario en Fabara donde se verá el mejor escalador de la vuelta. Finalmente, y tras un día de descanso, el martes 9 de agosto se disputará la tercera y última etapa en Caspe, con un recorrido de 56,5 kilómetros, un circuito lleno de subidas donde los corredores de potencia marcarán la diferencia.

De los 200 inscritos, 20 son aragoneses. También habrá corredores procedentes de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia, Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía, País Vasco, Francia y Bélgica. A lo largo de sus 34 ediciones, en la Vuelta al Bajo Aragón han participado corredores de la talla de Alberto Contador, Luis León Sánchez, su hermano David o el aragonés Ángel Vicioso.

Print Friendly, PDF & Email