Detenidos por intentar entrar a un piso de Zaragoza que había sido marcado para ser robado

Por la experiencia acumulada por los actuantes, se trata del modus operandi más utilizado en la actualidad por las bandas de origen georgiano

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron el pasado domingo 31 de julio a dos hombres, de 31 y 40 años, mientras trataban de entrar por la fuerza a una vivienda de Zaragoza que previamente había sido marcada con un hilo de pegamento para ser robada. Los dos varones fueron arrestados como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en vivienda en grado de tentativa.

Agentes pertenecientes al Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial, fueron comisionados a un piso del Camino de las Torres, donde, según llamada recibida en torno a las 9.30 horas del día 30 de julio, un vecino se había percatado que tenía las puertas marcadas en la parte inferior con un pequeño hilo de pegamento.

Por la experiencia acumulada por los actuantes, se trata del modus operandi más utilizado en la actualidad por las bandas de origen georgiano para marcar las viviendas, sobre todo, en periodos vacacionales para posteriormente cometer los robos.

La metodología consiste en que la noche anterior al robo marcan el bloque entero con pequeños hilos de pegamento entre la parte inferior de la puerta y el marco, para volver al día siguiente y comprobar las que quedan intactas, señal de que no hay nadie en su interior. En ese momento proceden al ganzuado de la cerradura para proceder a los robos.

Suelen seleccionar, como en este caso, comunidades grandes con dos o tres escaleras conectadas entre sí o urbanizaciones que tengan varias entradas y salidas y que tengan facilidad para detectar la presencia policial. En una misma noche pueden llegar a realizar hasta diez robos.

En este inmueble se encontraban todas las viviendas marcadas, un total de 54, de las cuales la mitad aún estaban intactas.

Por ello, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia sobre dicho inmueble, observando sobre las 2.30 horas cómo un varón entraba en el portal, subía un tramo de escaleras y volvía a bajar, merodeando por el portal y abriendo la puerta a un segundo individuo.

Los investigadores tras introducirse en el portal localizaron a estas dos personas en el primer piso de la primera escalera, iluminando la cerradura de un domicilio con una linterna y portando un pequeño estuche negro que, con posterioridad, se comprobó que contenía una serie de ganzúas, así como un trozo de hilo de lana, empleado también para la apertura de cerraduras.

Por tales hechos se procedió a la detención de los dos individuos y a su posterior traslado a dependencias policiales. Los detenidos han sido esta misma mañana puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, desconociendo la decisión de su puesta en libertad o ingreso en prisión por el momento.

El citado Grupo de Robos mantiene la investigación abierta, ya que uno de los presuntos autores podría ser responsable de uno o varios delitos similares en la Comunidad Valenciana. Se trata de la segunda banda desarticulada especializada en robos en domicilios en lo que va de año en la capital aragonesa y la tercera en la Comunidad.

La Policía aconseja

En el caso de cambiar de residencia durante el periodo estival, se recomienda no dejar signos aparentes de ello, por eso es importante dejar las persianas a medio cerrar y dejar el buzón limpio antes de partir. Si la estancia fuera de casa se va a prolongar en el tiempo, solicitar a un vecino o a alguien de confianza que recoja la correspondencia.

En el caso de que la vivienda disponga de dos cerraduras, hacer siempre uso de éstas y procurar no cerrar nunca de un portazo, pues muchas de las bandas itinerantes que operan durante estos días, son especialistas en el método del resbalón, mediante el cual son capaces de acceder a un inmueble en escasos segundos.

Con una pequeña inversión económica, se pueden implantar mirillas digitales, las cuales captarán las imágenes del rellano de la escalera y pueden ser de gran utilidad en el caso de que se produzca algún robo en la finca.

Utilizar pequeños sistemas de domótica para poder encender y apagar luces del interior de la vivienda, radios, televisores o subir y bajar persianas puede favorecer al propietario a la hora de que el delincuente elija otro inmueble para perpetrar el ilícito.

Existen sistemas de seguridad de videovigilancia que se activan por movimiento y que alertan directamente al móvil del propietario, de este modo, una persona puede ver el interior de su domicilio en cualquier momento y ante la mínima sospecha, podrá poner en conocimiento de la Policía tal extremo.

Es importante también la colaboración entre vecinos y prevenir que se cometan robos en nuestra finca, cerciorarse de que la puerta de acceso al patio está bien cerrada o simplemente colocar los felpudos de los vecinos frente a su puerta una vez que el servicio de limpieza a finalizado, son muestras de habitabilidad que pueden librarnos de un disgusto.

Ante la presencia de personas que sospechemos que no son vecinos es importante dar aviso en el 091 y una patrulla comprobará su identidad.

Si lamentablemente se llega a ser víctimas de un robo con fuerza en el domicilio es importante no tocar nada, dar aviso a Policía Nacional y esperar fuera de la vivienda hasta que lleguen las patrullas actuantes. Para evitar que los delincuentes engorden su botín, se recomienda no guardar los efectos de valor y el dinero en un mismo sitio, así conseguiremos que los malhechores se marchen satisfechos cuando hayan encontrado los primeros objetos.

Print Friendly, PDF & Email