Primera derrota veraniega del Real Zaragoza ante Al-Nassr (1-2)

Iván Azón volvió a partir como el delantero titular. Foto: Real Zaragoza

Primera derrota del Real Zaragoza de Juan Carlos Carcedo en su pretemporada. El equipo aragonés cayó en su segundo duelo en Marbella ante el Al-Nassr en un partido donde volvió a destapar sus males defensivos, su facilidad para encajar goles y la falta de ideas en tres cuartos de campo para superar la defensa. El cuadro saudí volvió a adelantarse en el marcador, pero esta vez no fue capaz un Zaragoza al que todavía le queda por construir.

Carcedo apostaba de inicio por un once similar al que jugó la segunda parte ante Al-Shabab, con Ratón en portería, la continuidad de Francés en la zaga y el pichichi de la pretemporada, Iván Azón, en la punta del ataque. El central fue el primero en intentar superar la meta de Ospina, portero internacional del Al-Nassr, pero el cabezazo llegó a las manos del arquero. Respondían los saudís con un lanzamiento lejano de falta que atrapaba fácil Ratón.

El partido tenía menos ritmo y dinamismo que el disputado este mismo domingo, y apenas llegaban tímidas ocasiones con disparos lejanos, uno sobre cada portería. El Zaragoza exponía sus virtudes, querer mandar con balón y salir sin miedo a la presión en campo rival, pero también sus defectos, principalmente con la dificultad para encontrar ideas en la mediapunta y romper defensas cerradas. La primera gran ocasión llegó en la cabeza de Mollejo, que no conectó un buen cabezazo que enviara a la red un centro medido de Larra desde la derecha.

El Zaragoza quería subirle la velocidad al partido, con dos carreras de Iván Azón que no logró terminar con disparo a puerta, pero, con escasa participación de Mano Molina y Eugeni, apenas lograba superar en estático el entramado defensivo de Rudi García, mítico entrenador del fútbol francés. Pero a la contra llegaría el gol del Al-Nassr. Los saudís lanzaban una rápida contra hasta que recibió Sam en la frontal del área, batiendo por bajo a Álvaro Ratón.

Segunda parte

El equipo blanquillo tenía por delante una misión ya conocida en esta pretemporada: remontar el tanto del equipo rival. Para ello, Carcedo volvía a repartir los minutos y daba entrada a jugadores como Jaume Grau, Francho, Vada, Puche o Narváez. El colombiano, en uno de los pocos saques de esquina colgados directamente al área, remató de cabeza en el primer palo sin encontrar portería.

Tenía buenas intenciones el Zaragoza, pero Al-Nassr logró aumentar la ventaja aprovechando la poca intensidad de la defensa blanquilla. Jaume Grau se duerme al intentar despejar un centro lateral y el balón le cae de nuevo a Sami, que bate con demasiada facilidad a Ratón. Quiso reaccionar el equipo de Carcedo con una peligrosa falta desde la corona del área, pero el lanzamiento directo de Vada salió por encima del larguero.

El Zaragoza quería apurar los últimos minutos para tratar de acercarse en el marcador, pecando de los mismos defectos y dificultades para generar ocasiones que durante toda la temporada pasada, y con la sensación de que a la Dirección Deportiva aún le falta darle una vuelta demasiado amplia a la plantilla. Aun así, Vada consiguió acortar distancias al enviar a la red un balón perdido en la frontal del área. Y es que, por no cambiar, no han cambiado ni los goleadores.

Print Friendly, PDF & Email