Los trabajos de asfaltado en el paseo de María Agustín provocan atascos en hora punta

Los trabajos en el paseo de María Agustín se han dejado notar entre algunos viandantes que trataban de cruzar esta céntrica arteria. Foto: Laura Trives

Con el inicio de agosto regresa a Zaragoza la Operación Asfalto, que este año bate récords y arreglará 111 calles. Este lunes han arrancado las obras de mayor envergadura como la del paseo de María Agustín, avenida de Almozara, Condes de Aragón y Ronda de Hispanidad, que han provocado atascos puntuales y algunos enfados entre los comerciantes afectados.

Esta semana es el turno del fresado y posterior asfaltado de unas 25 calles. A pesar de ser el mes con menos tráfico, los trabajos en el paseo de María Agustín se han dejado notar entre algunos viandantes que trataban de cruzar esta céntrica arteria y se han visto obligados a andar varios cientos de metros para encontrar un semáforo activo y poder pasar al otro lado.

La Policía Local ha estado regulando el tráfico durante toda la jornada. Los comerciantes creen necesaria la Operación Asfalto, pero temen que el polvo de las obras y las paradas suprimidas afecten a sus negocios. Es el caso de una Óptica junto a la calle de José Paricio Frontiñán, cuyos dueños se han quejado de que han dejado toda la zona sin aparcamiento.

La responsable de una peluquería de esta vía también ha asegurado en declaraciones a ARAGÓN PRESS que ha visto reducir su clientela a lo largo de la mañana, dado que era imposible cruzar por esa zona y porque han suprimido todas las paradas de autobús urbano de alrededor.

Las obras han provocado atascos durante toda la jornada. Foto: Laura Trives

El coordinador del Área de Infraestructuras, Gerardo Lahuerta, ha recordado que estas obras, cuya inversión de este año asciende a 3,7 millones de euros, son rápidas y necesarias: “Son intervenciones que cunden mucho porque entre 48 y 72 horas puedes haber acometido grandes extensiones de superficie”.

Los distritos donde las obras pondrán más a prueba la paciencia de los vecinos serán Delicias, Las Fuentes, Universidad y Casco Histórico.

Como novedad, en esta operación se va a intervenir en los entornos de algunas de las calles que el consistorio está reformando integralmente. Es el caso de la plaza de San Gregorio en el Rabal, junto a Sixto Celorrio, de la calle Cuarte en Torrero o las calles Santa Teresa de Jesús y Mariano Supervía junto a Félix Latassa en Universidad.

Además, según han apuntado los técnicos, otro de los aspectos que se está teniendo en cuenta es la mejora de la accesibilidad para los peatones. Así, pese a que principalmente se trata de una adecuación de la calzada para el tránsito de vehículos, los pasos de cebra también van a contar con un pavimento más accesible, funcional y sin resaltos.

Print Friendly, PDF & Email