Finaliza la tercera fase de reurbanización del paseo Ramón y Cajal en Huesca

Parte del gobierno municipal ha visitado las obras este lunes
Las obras de la tercera fase de reurbanización del paseo Ramón y Cajal en Huesca, desde la confluencia de la citada vía con el Coso Bajo y la plaza Santo Domingo hasta la calle Camila Gracia, ya han finalizado. Ha supuesto una inversión total de 5 millones para que “gane” el peatón y los vecinos de la zona. No en vano, ha recordado el alcalde Luis Felipe, aún hoy “mantenía la fisionomía de una carretera nacional”.

Por su parte, la concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha remarcado que ha sido “una obra compleja” con la que se ha actuado en más de 13.000 metros cuadrados y en una superficie de 300 metros de longitud y 42 metros de ancho. “Hemos logrado una transformación absoluta y hemos llevado a cabo una urbanización novedosa. Hemos cambiado luminarias, se ha instalado más mobiliario urbano, hay nuevas zonas de juegos infantiles, un carril bici y las aceras han pasado de 1,8 metros a una media de siete metros, que en algunos tramos llega a los 14”, ha detallado.

Las redes de alcantarillado y suministro de agua, ha continuado la concejal, “se han modificado y actualizado”. En la zona había tuberías muy antiguas que necesitaban ser renovadas y se han añadido además redes para telecomunicaciones.

Además, se han colocado árboles en el paseo para alcanzar los 50 ejemplares y las rotondas actúan como tanques de tormentas para evitar avenidas de aguas. En cuanto al quiosco que existía en el paseo, “se mantiene y se integra dentro de la nueva urbanización y se podrá disfrutar de él próximamente”, según ha avanzado la concejal. También ha dejado claro que la obra “está finalizada, aunque aún se pueden ver vallas porque quedan algunos detalles por terminar”.

Print Friendly, PDF & Email