CCOO en Sarga exige a Lambán un “verdadero” servicio de extinción y prevención de incendios

Un operativo de bomberos en el incendio de Ateca

A través de una carta pública, la sección sindical de Comisiones Obreras en Sarga (Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental) ha exigido al presidente de Aragón, Javier Lambán, mejoras en el servicio público de prevención y extinción de incendios. En la nota, han solicitado que “aclare a la ciudadanía su modelo de servicio” y han criticado “el empeoramiento de las condiciones”.

El modelo de Castilla y León, “que parecer ser que no quiere nadie”, “es el modelo que tenía Aragón hasta el año pasado” gestionado por una empresa pública de la que dicen “es opaca y nada ejemplar, ni eficaz ni eficiente”. Además, han señalado, trabajan “algunos meses más”, pese a que el consejero les dijo “en la anterior legislatura” que no era ni “posible ni viable” tener un servicio todo el año.

Todo ello, han añadido, “a pesar de que su partido y el Gobierno aprobaran una Ley de Montes que garantizaba que el operativo trabajaría los doce meses, para posteriormente incumplirla”. También denuncian que se les comunicara la aprobación de un octavo componente “para el cambio de turnicidad”, que significaría “la bolsa de horas”, la mejora del servicio de autobombas y que pasaran a realizar trabajos preventivos, combinados con guardias de incendios. Una mejora, eso sí, condicionada a “aceptar la eliminación de cinco cuadrillas terrestres simples”, lo que se traduce en la pérdida de “35 puestos de trabajo”.

“Tras el inicio prematuro de la campaña de incendios, tensionaron el operativo al límite y quiero recordarle que un elevado número de cuadrillas no estaban completas. Al no encontrar trabajadores para cubrir estas bajas, les obligó a tener que ofrecer un nuevo contrato de tres meses”, han escrito a Lambán. Después de esto, han ironizado, “asistimos al milagro de la sensibilidad de su consejero, donde ya no hay despidos ni recortes y sí un refuerzo del operativo, con un componente más por cuadrilla”.

Fruto de este “golpe de timón”, Sarga abrió la negociación para cambiar las condiciones de trabajo del personal, “a excepción de los vigilantes”, para la “turnicidad, horarios y duración de jornadas”. Y de “las expectativas”, a “las propuestas”, que les hicieron quedarse “atónitos”.
“La única inversión es la contratación del octavo componente por cuadrilla. El resto, si queremos cambiar algo, nos lo quieren hacer pagar con parte de nuestro sueldo, pluses y dietas”, han apuntado. Así, han insistido, se termina por trabajar “más horas, pero percibiendo menos salario”. En las comunidades gobernadas el PSOE, han continuado, sí “reconocen y forman a su personal como bomberos forestales”. En sus condiciones laborales se tiene en cuenta “su antigüedad” y se les consigue integrar en los servicios de emergencias.

“Habrán duplicado el presupuesto en Sarga, pero ni la empresa ni ustedes han sido capaces de mejorar las condiciones de los trabajadores ni del servicio, y por consiguiente siguen con la política de abandono del medio rural”, han afirmado.

Por ello, han concluido pidiendo a Lambán lealtad a los principios de su partido, “que se preocupe por los pueblos” y que el “verdadero” servicio público frente a los incendios cuente “con todas las herramientas necesarias” para garantizar la seguridad.

Print Friendly, PDF & Email