El Gobierno aprueba este lunes el plan de contingencia de ahorro energético

El Consejo de Ministros aprobará este lunes un paquete de medidas urgentes para afrontar el ahorro energético del 7% solicitado por la Unión Europea como consecuencia de la guerra de Ucrania, según lo anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se quitó la corbata para dar ejemplo.

Sánchez explicó que las medidas han sido trabajadas durante las últimas semanas por los ministerios competentes y “debatidas” con el sector privado. Asimismo, indicó que la mayoría de las administraciones públicas y los grupos parlamentarios han sido informados de este paquete.

El presidente dijo que estas medidas buscan reducir la dependencia energética de España del gas ruso y las energías fósiles, y que servirá para “doblegar entre todos” la crisis energética.

Aunque Sánchez no quiso avanzar ninguna medida del plan, sí comentó la necesidad de hacer gestos como el suyo, de ir sin corbata. «No llevo corbata, eso significa que podemos todos también ahorrar desde el punto de vista energético» con este tipo de gestos.

El Gobierno ya aprobó el pasado 24 de mayo una serie de medidas de ahorro y eficiencia energética en la administración que servirán de referencia para el nuevo paquete, con el que el Ejecutivo instará también a su aplicación a las empresas y al resto de organismos públicos.

Dicho paquete incluía, que de forma general, los empleados públicos tengan tres días semanales de trabajo a distancia y dos presenciales.

De esta forma, cada ministerio o entidad estatal deberá aprobar un plan de trabajo que incorporará una declaración de puestos susceptibles para teletrabajar, que cumplan las condiciones para ello.

Otro grupo de iniciativas incluidas en el plan de la administración que podrían ser replicadas persiguen la racionalización del uso de las instalaciones y los edificios públicos aplicando horarios de apagado y encendido de las instalaciones y de los equipos.

También se reduce el nivel luminoso del alumbrado exterior de los edificios públicos y se establecen limitaciones de temperatura más exigentes que las actuales, que rondarán los 27 grados en verano y los 19 en invierno.

En cuanto a la movilidad, el plan para la administración pedía facilitar e incentivar el uso del transporte público entre sus empleados, así como de la bicicleta, instalando aparcamientos seguros para este tipo de vehículos.

Print Friendly, PDF & Email