Cinco detenidos, drogas y un machete intervenido en un “narcopiso” de la calle Pignatelli

Los movimientos en el piso causaban un gran "malestar" a los vecinos

Cinco hombres de entre 19 y 31 años fueron detenidos este jueves tras ser desarticulado un “narcopiso” en el número 43 de la calle Ramón Pignatelli de Zaragoza. En la intervención, que ha tenido lugar sobre las 6.30 horas de la madrugada, se han incautado más de diez gramos de cocaína en “papelinas” preparadas para su venta, 45 pastillas de Lyrica, 50 gramos de hachís, tres básculas de precisión e instrumental para manipular y distribuir las sustancias. También, un machete de grandes dimensiones.

Se trata de un punto en el que los vecinos observaban un constante trasiego de personas que entraban al portal, acudían al piso y lo dejaban “apresuradamente”, según detalla la Policía Nacional, lo que ha provocado “malestar” entre los vecinos de la zona.

A raíz de estas sospechas vecinales, se comenzaron a producir cacheos e identificaciones, entre ellas a uno de los responsables de esta casa, que utilizaba al resto de toxicómanos para realizar ventas de cocaína. En el argot policial, se conoce a esta figura como “pasador”. Para acometer este trabajo, ofrecen pequeñas cantidades de droga y evitan el riesgo de ser detenidos.

Una vez confirmada la sospecha y conseguido el permiso del juzgado, la Policía se ha personado, con el apoyo de la Unidad de Guías Caninos y el Grupo Operativo de respuesta. El dispositivo fue observado por uno de los “vigilantes” del piso, que avisó para tirar por el baño una de las básculas y la droga hallada en el domicilio, aunque no lo consiguieron a tiempo. De este modo, se produjeron las detenciones y fueron llevados a dependencias policiales.

Más detenciones

A las 12.00 horas, fue localizado y detenido otro de los investigados, mientras pasaba por las escaleras del inmueble, y que arrojó por la ventana del rellano cinco gramos de cocaína, que fueron aprehendidos posteriormente.

Además, en el barrio del Actur se desarticuló el viernes 22 un clan familiar de venta y distribución de sustancias estupefacientes. Estaba compuesto por una pareja, ambos de 47 años, y su hija de 20. En este caso, se intervinieron 80 gramos de la misma droga e instrumental para la venta y reparto.

Print Friendly, PDF & Email