Voluntarios de Unesco y estudiantes de Unizar realizan trabajos arqueológicos en el Santo Sepulcro

Participan personas procedentes de diversos países como Brasil, Ecuador, Colombia, Alemania, España y Kazajstán | Foto: Laura Trives

El Monasterio de las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro acoge desde el pasado lunes a voluntarios del programa World Heritage Education, organizado por la Unesco, para colaborar en los trabajos que se están llevando a cabo sobre la conservación y difusión de dicho monasterio. El pasado año el Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Área de Cultura, firmó un convenio de colaboración con la Orden de Canonesas Regulares del Santo Sepulcro para realizar actividades de tipo patrimonial y cultural en el mismo, y que han consistido en la limpieza y recuperación del lienzo interior de la muralla romana y del espacio entre la muralla y el refectorio mudéjar, una actuación previa a su puesta en valor para incorporarlo al programa de visitas guiadas que se realizan en el edificio.

Ahora, al convenio se ha añadido una adenda para realizar una nueva intervención arqueológica, coordinada por la sección de Arqueología del Ayuntamiento, y completar el estudio del tramo de muralla romana conservado dentro del monasterio, así como su relación histórica y arqueológica con las estructuras mudéjares que se apoyan sobre ella. Y, paralelamente, se llevará a cabo un proceso de documentación exhaustiva gráfica y digital, a través de dibujo arqueológico, fotografía y escaneado láser, tanto de la muralla como de estos elementos mudéjares del monasterio (claustro, refectorio, sala capitular y bodega).

En este proyecto, que se incluye también dentro de las actividades recogidas en el convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Universidad de Zaragoza para la realización de prácticas académicas del alumnado del Área de Arqueología, participan seis personas voluntarias de la Unesco, procedentes de diversos países, como Brasil, Ecuador, Colombia, Alemania, España y Kazajstán.

La vicealcaldesa, Sara Fernández, ha recibido este miércoles a todos los participantes | Foto: Laura Trives

Los trabajos arqueológicos van a consistir en dos sondeos en el exterior e interior del Monasterio del Santo Sepulcro, con un doble objetivo. Por un lado terminar de excavar un nivel fechado en la I Edad del Hierro, localizado en campañas de excavación realizadas previamente por el Ayuntamiento y cuyo interés radica en que está asociado a los primeros momentos de poblamiento del solar de Zaragoza, previos a la ciudad ibérica de Salduie.

Por otro lado, también se busca comprobar la extensión en el interior de la muralla de una estructura romana, fechada en los primeros años de la colonia Caesaraugusta, el denominado “campo de ánforas”, documentada tanto delante y debajo de la muralla como en solares cercanos, y ampliar el conocimiento de la topografía antigua de la ciudad en esta zona.

Otras actividades complementarias

Como complemento a los trabajos de excavación arqueológica, que tiene una duración de dos semanas, se van a realizar visitas a alguno de los monumentos mudéjares de la ciudad y actividades formativas para los voluntarios y alumnos participantes, centradas en la cerámica mudéjar o la aplicación de nuevas tecnologías al estudio de estructuras antiguas.

Además, durante la primera semana del proyecto se celebra un ciclo de conferencias en la Iglesia del Santo Sepulcro, dentro del Monasterio de Canonesas del Santo Sepulcro, que comenzaron este pasado martes, 26 de julio, y que tratan sobre diferentes aspectos de la historia y arqueología de la ciudad y el monasterio. Todas ellas tienen lugar a las 19.00 horas y están abiertas al público general, aunque con aforo limitado.

Print Friendly, PDF & Email