CHA propone crear oasis climáticos en Delicias e impulsar un plan para reverdecer Zaragoza

La Chunta Aragonesista recuerda que las calles de Delicias necesitan mayor limpieza y plantación de árboles, además de una ampliación de ayudas a los pequeños comercios.

«Delicias, por población e importancia es una ciudad dentro de Zaragoza”. Así lo ha manifestado el presidente de la Chunta Aragonesista esta mañana, tras proponer la creación de un oasis climático en Delicias e impulsar un plan para reverdecer la capital aragonesa. Desde CHA recuerdan que las calles de Delicias necesitan mayor limpieza y plantación de árboles, además de una ampliación de ayudas a los pequeños comercios para mantener así “el comercio de siempre”. Asimismo, señalan el especial abandono por parte del actual equipo de gobierno municipal a este distrito zaragozano.

Para el presidente de CHA, este distrito es también uno de los que más ha sufrido las últimas olas de calor, cada vez más frecuentes y largas como consecuencia del cambio climático. “Afecta mucho más a aquellas personas que no tienen bien aisladas sus viviendas y a quienes viven en barrios sin apenas arbolado en sus calles”, añade.

De este modo, desde la Chunta Aragonesista critican las “chapuzas” del Gobierno PP-Cs en materia medioambiental al ser “claramente escasas y cortoplacistas”. La falta de reposición del arbolado en las calles, así como el descarte de la línea 2 del tranvía, la poca insistencia para reclamar el cercanías hasta Huesca y la falta de ayudas para mejorar el aislamiento de las viviendas son algunas de las medidas demandadas desde la Chunta.

“La guinda es la reciente instalación en la calle Delicias de unos toldos que han costado casi 500.000 euros, incapaces de mitigar el calor durante el día y que complica la salida del mismo por la noche, creando así una sensación de efecto invernadero”, señala el presidente de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín.

Para el presidente de CHA-Zaragoza, “Zaragoza necesita menos hormigón y toldos de plásticos”, y ha reclamado “un plan real y consensuado para reverdecer la capital y disfrutar de un aire más limpio”, que sirva para “recuperar espacios para el peatón, mitigar el calor, reverdecer nuestros barrios y descarbonizar nuestra ciudad”.

En este sentido, Bernal propone “acabar con las plazas y calles duras y los patios hormigonados de los colegios públicos, impulsando la renaturalización de espacios urbanos en todos los barrios de la ciudad, incluida la propia Plaza del Pilar, que en estas fechas se convierte en una auténtica parrilla, mediante la instalación de árboles en maceteros gigantes o de vegetación en pérgolas”. Además, desde CHA apuestan por crear más zonas de sombra, espacios con agua y fomentar el uso del transporte público para reducir la contaminación.

“Es prioritario que la capital de Aragón trabaje con el objetivo de mitigar, localmente, el efecto de las olas de calor mediante la creación de auténticos oasis climáticos en entornos públicos, acciones que deben enmarcarse en un plan integral a medio plazo que incluya la movilidad, la renaturalización de espacios, la mejora de la habitabilidad de los edificios y la lucha contra la pobreza energética”, ha finalizado Chuaquín Bernal.

Print Friendly, PDF & Email