Podemos condiciona su apoyo a La Romareda a la creación de una Ciudad del Deporte

Rivarés ha considerado que la importancia del nuevo estadio va más allá de su ubicación. FOTO: Laura Trives

El culebrón de La Romareda en el Ayuntamiento de Zaragoza llegará a su fin este 28 de julio, con su votación en el pleno. Una votación que en el caso de Podemos quedará condicionada a los ocho votos particulares o enmiendas que ha presentado ante el texto final, al considerar que no se están cumpliendo todas las conclusiones extraídas del proceso de escucha.

La creación de una Ciudad del Deporte en Zaragoza es la propuesta abanderada dentro de estas ocho nuevas enmiendas. “Es el momento de construir un estadio intermedio y mejorar las instalaciones para el resto de deportes”, ha señalado el portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés. El entorno elegido para este nuevo equipamiento sería el Parking Norte, lugar en el que consideran que se puede crear una gran instalación en la que “se actualice el estadio de atletismo, se habiliten nuevos equipamientos para otros deportes o nuevos espacios al servicio de los clubes, como oficinas o residencias para deportistas”. Un gran complejo deportivo que podría localizarse en el Parking Norte y tomaría como ejemplo la Ciudad del Deporte aprobada recientemente en Madrid: “No entenderíamos la falta de ambición y haber perdido una oportunidad histórica que sí han aprovechado los compañeros de partido del señor Azcón”.

La segunda gran enmienda gira en torno a la parcela de Romareda, seleccionada como localización preferente a falta de lo que pueda señalar la Real Federación Española de Fútbol y la FIFA. “Habría que solicitar un informe al servicio de Arquitectura del Ayuntamiento para confirmar que se cumplen las exigencias”, ha comentado Rivarés, que considera que este nuevo informe puede resolver las dudas en torno a “instalaciones anexas, aparcamientos y perímetros de seguridad”.

Las posibles retribuciones del campo de fútbol también saltarán a la nómina de enmiendas. “Si se pide a la sociedad que haga un esfuerzo para priorizar esta obra frente a otras necesidades de los barrios, el rendimiento económico también debe llegar a la ciudad y a las administraciones”, ha resumido el portavoz de Podemos, que desea que estas retribuciones no se conviertan “en rendimiento económico para los gestores del estadio”.

Completan la lista de enmiendas al plan actual la posibilidad de que cualquier equipo profesional pueda usar este estadio, aunque en la actualidad esta categoría solo la ocupa el Real Zaragoza; la titularidad pública del estadio, para que el Ayuntamiento participe en su gestión, y la garantía de albergar, al menos, 30.000 espectadores durante el desarrollo de las obras, como señalaba el proyecto Lamela. “Queremos responder y resolver muchas más necesidades que la ciudad tiene en el apartado deportivo”, ha concretado Rivarés, que ha valorado todas las propuestas como “sensatas y constructivas”.

En defensa del consenso y del proceso de escucha

Todas estas nuevas enmiendas emitidas por Podemos siguen, según la formación morada, el objetivo de mantener “el consenso entre todos y que se siga haciendo caso al proceso de escucha”. Rivarés ha criticado que durante estas reuniones “se llegaron a muchas más conclusiones que la mera ubicación del nuevo estadio”. “Consideramos que estas propuestas deben aparecer en las conclusiones porque lo contrario es menospreciar las aportaciones y el trabajo de los agentes sociales, deportivos, vecinales y profesionales”, ha aseverado el portavoz municipal de Podemos.

Un Rivarés que también ha adelantado que el equipo de gobierno tendrá dos opciones el próximo 28 de julio: “Azcón podrá incluir estos votos o seguir adelante solo, con el apoyo de Vox y sin lograr el consenso que siempre hemos defendido”. Sin embargo, el portavoz podemita también ha asegurado que en la formación morada “seremos muy flexibles en busca del consenso, con la mano tendida en todo momento”.

Una voluntad de participación que, como ha recordado Rivarés, ya reconoció el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, en la última comisión, “porque hemos sido el único grupo que ha participado activamente y ha dado propuestas constructivas”. Una lista de propuestas que se aumenta con estas ocho enmiendas que, quizá, cambian el voto de Podemos hasta el sí final al proyecto de La Romareda.

Print Friendly, PDF & Email