La vacuna de Hipra podría utilizarse como dosis de refuerzo en otoño

Investigadores de Hipra | Foto: Hipra

La directora de I+D y Registros de Hipra, Elia Torroella, ha asegurado este martes que la vacuna española frente a la covid-19 “podría formar parte de las vacunaciones para la cuarta dosis de refuerzo en otoño” en cuanto la Agencia Europa del Medicamento (EMA) dé su visto bueno, sobre todo para mayores de 80 años e inmunodeprimidos.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa para dar a conocer las claves de la primera vacuna española contra la covid-19 y en la que ha asegurado que este suero de Hipra es bivalente, por lo que neutraliza las variantes BA4 y BA5 de Ómicron, tiene menores efectos secundarios y se mantiene a una temperatura de nevera de entre dos y ocho grados.

Torroella ha señalado que “estamos convencidos de que la vacuna Hipra formará parte de los planes de vacunación del próximo otoño. Esperábamos la autorización entre mayo y junio y no ha podido ser ni tampoco lo será en julio. Hemos tenido que aportar más información a la EMA y la pasada semana tuvimos una reunión con ellos. Estamos convencidos de que será una realidad en otoño en Europa, así como en otros países pendientes de esta autorización como Latinoamérica o el sudeste asiático. Esta vacuna es española con producción española”.

A este respecto, la empresa ha remarcado que está preparada para hacer frente a la demanda de dosis en cuanto la EMA apruebe la vacuna para su comercialización.

De hecho, esta vacuna es bivalente con proteína recombinante, por lo que ha demostrado una muy buena capacidad neutralizante frente a todas las variantes ensayadas, incluidas la BA4 y BA5 de Ómicron.

Según los diferentes ensayos clínicos, ha destacado la directora de I+D de Hipra, “a seis meses, la vacuna tiene una superioridad frente a las variantes del SARS-CoV-2. Su inmunidad frente al virus es mayor con un mínimo de seis meses, incluso podría llegar a un año”.

Mayor inmunidad

A este respecto, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), el doctor Ángel Gil de Miguel, ha destacado en la rueda de prensa que “la protección va a ir mucho más allá de los seis meses, podría llegar a un año y ojalá sea más pero tenemos una protección mayor”.

En cuanto a los efectos secundarios, Elia Torroella, ha asegurado que “esta vacuna tiene menos efectos que las de RNA. Entre ellos, menor dolor en la zona de inyección, dolor de cabeza, cansancio, malestar que remite a los dos o tres días. Por ello, creemos que esta vacuna puede convencer a ciertos grupos de población a que se vacunen”.

Además, ha señalado que “no es una vacuna esterilizante porque hay casos con covid en personas vacunadas asintomáticos y leves pero esta vacuna protege frente a casos moderados y severos a nivel de infección”.

Los ensayos clínicos en niños menores de 16 años empezarán en otoño. Cuatro ensayos están ya previstos y acordados con la EMA. Para comienzos del próximo año, Hipra quiere ofrecer monodosis de esta vacuna para evitar que se desechen dosis, ya que de momento se ofrecerán viales de diez dosis, lo que conlleva que existan diez personas para ser vacunadas.

Gran versatilidad

Asimismo, la representante de Hipra también ha indicado que “esta vacuna es muy versátil porque si aparece otra variante, podremos estar preparados. Tenemos la facilidad de adaptar esta vacuna en caso necesario y en cuatro o cinco meses se podría producir la nueva vacuna”.

Del mismo modo, la secretaria de la Sociedad Española de Inmunología e inmunóloga clínica del Hospital Universitario La Paz de Madrid, la doctora Carmen Cámara, ha afirmado que “los inmunólogos “no estamos a favor de una cuarta dosis para la población general, sino para la población inmunodeprimida que pese a estar vacunados con tres dosis no han conseguido tener anticuerpos o inmunidad celular, por lo que esta vacuna podría ayudarnos”.

Print Friendly, PDF & Email