Ibercaja ve a Aragón en mejor situación de partida ante la incertidumbre económica

Desde Ibercaja han optado por no revisar las previsiones de crecimiento que realizaron a principios de mayo

Aragón se encuentra en una mejor situación de partida para afrontar la incertidumbre económica que se avecina en los próximos meses, con la inflación como principal riesgo, siendo en la Comunidad más alta que en el conjunto del país, pero con menor tasa de paro, mayor PIB per cápita y menores niveles de pobreza. Esta es una de las conclusiones de la última Revista Economía Aragonesa de Ibercaja, que alerta de la amenaza que suponen los altos precios para el crecimiento económico mundial.

En este sentido, el análisis de Ibercaja menciona los datos de la Airef, que sitúan a Aragón como la comunidad más cercana a recuperar el PIB prepandemia, a apenas un 0,6%, teniendo en cuenta que los problemas de suministro “se están aminorando” y la producción industrial del transporte “ya estaba en mayo un 1,6% por debajo de 2019”. “La automoción pesa mucho en esta economía y había sido un lastre por los problemas de suministro. Esto puede permitir que la caída de la industria no sea tan notable y tenga ese soporte”, ha explicado el jefe de Análisis Económico y Financiero de Ibercaja, Santiago Martínez, que también ve “oportunidades de inversión” en la Comunidad a medio y largo plazo gracias a los fondos europeos y el crecimiento de sectores con futuro.

Por el contrario, la economía aragonesa también cuenta con algunos “demonios” que pueden lastrar su recuperación en los próximos meses, como la dependencia de las exportaciones, el “estancamiento” de la población activa o la aportación del sector primario. “El agropecuario había tenido una aportación muy buena en la pandemia y ahora está sufriendo problemas, con aumento de precios de costes, fertilizantes, abonos o piensos, además de tener un año complicado con heladas tardías, granizadas y olas de calor. El sector ganadero se había beneficiado de ventas masivas a China por la peste porcina y ya se ha frenado”, ha detallado Martínez.

Así, ante toda la incertidumbre económica, desde Ibercaja han optado por no revisar las previsiones de crecimiento que realizaron a principios de mayo, fijadas en un 4,4% para este 2022, tres puntos menos que a principios de año. “Con tanto ruido, hemos preferido no revisar las previsiones. A comienzos de pandemia ya hubo una cascada catastrofista. Nos podemos pasar de optimistas y pesimistas. Vamos a esperar a después del verano”, ha afirmado el jefe de Análisis Económico de Ibercaja.

Precisamente, la inversión extranjera en Aragón es uno de los puntos fuertes de Aragón, tal y como analiza en la revista el director de Inversión Extranjera en Arex, Rafael Llopis. Aunque es difícil de cuantificar, porque muchas de ellas tienen sedes en Madrid o Barcelona, hay registradas 441 empresas con capital extranjero en la Comunidad, con 55.000 empleados, que ven importantes factores de competitividad como la ubicación logística, el personal cualificado y bilingüe, el buen microclima para la investigación y el desarrollo y la facilidad administrativa.

Igualmente, la recuperación del mercado inmobiliario también centra uno de los artículos de esta revista de Ibercaja. No en vano, si entre 2014 y 2019 se confirmaban unas 13.500 compraventas de viviendas, en 2021 se elevaron a 21.000, influenciado por el “impacto psicológico” del confinamiento y la disponibilidad de ahorros. Además, como remarca el director de la cátedra de Mercado Inmobiliario de la UZ, Luis Fabra, se notan importantes diferencias respecto a la burbuja de 2008, como un escaso crecimiento de los precios, menos endeudamiento (un 75% por más del 100% de la hipoteca), mayor trascendencia del tipo fijo y mejor accesibilidad, en torno a un 25% del salario por un 40% de la anterior crisis.

Print Friendly, PDF & Email