Fayón vuelve a la Guerra Civil para recrear la batalla del Ebro que cambió la historia de España

La XIV edición de la recreación histórica de la batalla del Ebro se celebra en Fayón del 29 al 31 de julio

Era la madrugada del 25 de julio de 1938 cuando el rumbo de la historia de España cambió para siempre y, además, lo hizo en Aragón. En plena Guerra Civil Española y con una situación ya más que comprometida para el ejército de la Segunda República, el entonces presidente Juan Negrín y el jefe del Estado Mayor, el general Vicente Rojo, decidieron sorprender al enemigo y levar anclas en el Ebro rumbo Fayón, lo que desencadenó la contienda más larga y sangrienta de todo el conflicto nacional: la batalla del Ebro.

20.000 muertos y más de 70.000 heridos de ambos bandos fueron el resultado de este episodio histórico que duró 114 días y que no fue sino el principio del fin para el bando republicano. Y como dicen que quien no conoce su historia está condenado a repetirla, el municipio de Fayón se encarga cada mes de julio de recordar esta batalla que, durante mucho tiempo, quedó relegada al silencio.

Reconocida recientemente como Fiesta de Interés Turístico de Aragón, este año la recreación histórica de la batalla del Ebro alcanza su XIV edición y lo hace en un momento idóneo “para cerrar todas esas heridas y condenar lo que una guerra significa hoy en día”, ha explicado el técnico de Patrimonio de Fayón, Aitor García, en la presentación de unos actos que “hace más falta que nunca rememorar en pleno conflicto europeo por la guerra de Ucrania”.

Será este fin de semana, del 29 al 31 de julio, cuando Fayón retroceda 84 años en la historia y las barcas republicanas vuelvan a convertir al Ebro en el frente de batalla. Unos 200 recreacionistas de 17 grupos diferentes vestirán las mismas ropas y portarán las armas y utensilios que en su día utilizaron los combatientes, distribuidos en tres espacios dentro del recinto de la recreación: trincheras de guerra, campamento histórico y feria de militaría antigua.

La programación, que organizan el Ayuntamiento del municipio y las asociaciones Fayón un Río de Historia Viva y ARCH Voluntarios de Fayón en colaboración con la Diputación de Zaragoza, durará esta vez tres días “con el fin de profesionalizar la recreación y tocar diferentes ámbitos que no se habían experimentado hasta ahora”, ha comentado García. Este año cuenta con un presupuesto que supera los 12.000 euros.

Así, los actos arrancarán el viernes con una serie de conferencias en las que historiadores y arqueólogos tratarán temas tan sensibles como la recuperación de fosas en Aragón. En total, tres ponencias en las que se explicarán diferentes aspectos de la historia de esta batalla en la sala de cine de la sociedad, a partir de las 18.00 horas. Después una presentación pondrá en contexto al municipio sobre lo que sucederá la jornada del sábado, antes de comenzar el concurso de uniformes de recreación histórica, en el que se premiará al vecino mejor ataviado.

El día fuerte será el sábado, que comenzará con tres sesiones de visitas guiadas al museo de la batalla del Ebro de Fayón, un espacio que durante ocho meses ha permanecido cerrado por reformas gracias a las que ahora promete al público una experiencia mucho más inmersiva. Los visitantes, que se tendrán que inscribir previamente a través de la plataforma ReservaPlay, contemplarán una recreación con todo lujo de detalles de los elementos que se podrían encontrar en un campamento militar de aquella época, con rincones como el puesto de mando, la enfermería o el puesto de transiciones. Lo harán, además, de la mano de los propios recreadores de la batalla.

El acto más esperado llegará la tarde del sábado, cuando a partir de las 18.00 horas los soldados cruzarán el río Ebro y comenzará la representación del desembarco y los combates que se sucedieron en los municipios de Fayón y Mequinenza, teletransportando a vecinos y visitantes hasta 1938. Ese mismo día se celebrará, a lo largo de toda la jornada, la ‘Feria militaria’, donde se podrán vender y comprar artículos de coleccionista, habrá servicio de bar y se podrán adquirir también tickets de comida.

Una trinchera viviente

El colofón a un fin de semana histórico tendrá lugar el domingo con las visitas guiadas, a cargo de historiadores expertos en la materia, a una trinchera viviente de la posición número 36, que se ofrecerán desde las 9.30 hasta las 14.00 horas con un precio de seis euros. “Estamos hablando de unas trincheras muy importantes que se encuentran justo al lado de Fayón, que fueron erigidas por el cuerpo de ejército marroquí y en las que se vivieron combates realmente intensos”, ha explicado el técnico, que ha asegurado que estas actividades permitirán al público “conocer in situ las realidades que acontecieron en la batalla”.

Tras el parón de 2020 y las restricciones de 2021, el alcalde de Fayón, Roberto Cabestani, ha admitido que hay más ganas que nunca de revivir la batalla del Ebro en el municipio, y que se espera que alrededor de 2.000 personas, entre vecinos y visitantes, se acerquen a Fayón a lo largo de este fin de semana, en la que se ha convertido ya en una cita imperdible de la cultura y la historia para Aragón.

Print Friendly, PDF & Email