El Rey del Simpa regresa por sexto día consecutivo al calabozo tras no abonar una cena

Grimal acumula más de 60 detenciones por este tipo de delitos

Poco más de una hora duró en la calle. Antonio Grimal, el conocido como El Rey del Simpa, salió de calabozos este lunes sobre las 22.00 horas y volvió a entrar a ellos sobre las 23.00 horas por no abonar de nuevo un menú en un bar del zaragozano barrio del Actur. Como en el día de la marmota, Grimal entra y sale de prisión todos los días desde el pasado miércoles 20 de julio.

En esta ocasión, El Rey del Simpa salió de la Ciudad de la Justicia, cruzó la avenida José Atarés y se dirigió a la avenida María Zambrano al restaurante Variopinto. Allí pidió un menú valorado en doce euros que, por supuesto, no abonó. Los propietarios avisaron a la Policía Nacional que acabó deteniéndolo y llevándolo de nuevo a los calabozos de la Ciudad de la Justicia. Pasará a disposición judicial esta tarde.

Grimal acumula más de 60 detenciones por este tipo de delitos. La semana pasada destacó entre otras por la continuidad de sus actuaciones. El día 20 comió en la calle Condes de Aragón, terminó detenido. Al día siguiente en la calle Jorge Guillén, nada más salir del calabozo, acudió al restaurante Cebrián y allí se metió entre pecho y espalda una hamburguesa, volvió a ser detenido. Al día siguiente, cruzó la avenida José Atarés que separa el juzgado con el Actur y en la calle María de Echarri, volvió a darse un homenaje. Detenido. El sábado 23 volvió a hacer lo mismo en un restaurante de la calle María Zambrano. Ayer domingo volvió a comer por la cara en un restaurante también en María Zambrano y acabó arrestado.

Print Friendly, PDF & Email