El PP pide aumentar la plantilla de guardias civiles y no suprimir la atención personal en Teruel

Los populares han insistido en la importancia del servicio presencial para los mayores

El Partido Popular en la Diputación Provincial de Teruel considera que el número de guardias civiles en la provincia, con 550 en lugar de los 700 que se recomiendan, es “insuficiente”. Así lo ha defendido la Asociación Unificada del cuerpo y también el propio subdelegado del Gobierno en Teruel, José Ramón Morro, en la celebración del 178 aniversario.

El Grupo Popular en la DPT ha presentado una propuesta para su debate en el pleno de este miércoles en la que instan al Ministerio del Interior a que “incremente y no suprima” la presencia de efectivos, y que la prueba piloto de la cita previa para la realización de trámites no provoque una merma de la atención presencial. “Podrán venderlo como un avance o como una posibilidad complementaria, pero la realidad apunta a que el Gobierno de España sigue con su plan de desmantelar los servicios y los paganos volvemos a ser los mismos: los habitantes del medio rural”, ha declarado el portavoz de los ‘populares’, Carlos Boné, que ha exigido a su vez que “piensen en la realidad que se vive en los pueblos”.

A su juicio, con el paso del tiempo y a pesar de la presencia de las nuevas tecnologías en la relación de la ciudadanía con las administraciones, la realidad es que “cada vez son más los obstáculos a los que hay que hacer frente”. “Los días de atención se han reducido a la mínima expresión, las plantillas están muy reducidas y ahora pretenden implantar un sistema de cita previa que, en muchas ocasiones, las personas de mayor edad no van a saber emplear y va a provocar que desistan de realizar denuncias o gestiones que para ellos son necesarias y fundamentales”, ha añadido.

Para Boné, se esta produciendo una situación “contradictoria”, ya que “mientras el Gobierno central engorda el número de ministerios y el de asesores”, en materias “fundamentales” para la ciudadanía “se está produciendo una reducción que pone en serio peligro los servicios en los pueblos y la calidad de vida de las personas que viven en el medio rural”. Es por ello por lo que ha exigido una rectificación “urgente” porque de lo contrario “las pérdidas que se experimenten no se podrán recuperar”.

Si el enfado del Partido Popular con esta nueva medida anunciada por el Gobierno central es “mayúsculo”, han asegurado que “no es menos el del conjunto de la ciudadanía turolense”. Todo ello porque, según ha resumido, “los miembros del Ejecutivo parece que nos está diciendo cuándo tenemos que ponernos malos o denunciar”, cuando son situaciones “inesperadas” que demandan que los servicios “estén disponibles 24 horas al día y los siete días de la semana”.

A la hora de criticar las intenciones del Ministerio del Interior, también ha agregado Boné que la realidad de la provincia “desaconseja reducir el número de efectivos e implantar el sistema de cita previa como un servicio sustitutivo”. Todo ello porque Teruel es un territorio con “problemas en la extensión de Internet y con una brecha digital entre los más mayores que no se pueden obviar”.

“Con el anuncio de estas medidas, ponen de manifiesto el escaso conocimiento de la realidad que se vive en la provincia y también evidencian su desconocimiento de cómo es el día a día de los pueblos a los que pretenden recortar servicios”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email