Los primeros robots «delivery» de España comienzan a repartir por el centro de Zaragoza

Los robots delivery han hecho sus primeros repartos por la plaza del Pilar

Si estos días usted se cruza con un robot por las calles de Zaragoza, no se asuste. Estas máquinas de cuatro ruedas, con cesta incorporada, probablemente le esquivarán y proseguirán la ruta marcada para cumplir su misión: el reparto de comida y de otros enseres a domicilio.

Son los llamados robots “delivery”, que forman parte de la prueba piloto que lleva a cabo la empresa Goggo Network, posicionando a Zaragoza en una ciudad líder en innovación y movilidad autónoma en España y en Europa.

El siglo XXI imaginado por la sociedad comienza a ser una realidad con esta tecnología. Aunque a diferencia de con los riders y los repartidores humanos, estos robots circulan a una velocidad límite de cinco kilómetros por hora, pueden tener una carga máxima de 30 kilógramos y no pueden llamar al timbre, ni subir escaleras ni tomar el ascensor, por lo que habrá que bajar a recoger el pedido a la puerta del edificio. Al menos de momento.

La idea es desplegar hasta 80 robots en la capital aragonesa a lo largo de los próximos meses. La primera fase de prueba durará hasta septiembre. En esta etapa, los aparatos deambularán por el paseo de la Independencia y por calles adyacentes. Lo harán primero sin carga para reconocer el terreno y posteriormente con carga.

Goggo Network realizará un mapeo del área inicial y analizará el buen funcionamiento de los robots y el proceso de uso de los mismos, para así garantizar un crecimiento controlado y sostenible.

La fundadora de la empresa, Yasmine Fage, ha destacado que será en los próximos meses cuando los zaragozanos podrán comenzar a disfrutar de este servicio en el que los comercios de la localidad tendrán gran peso, dado que sus productos serán entregados por varias zonas de la ciudad atendiendo a la demanda de los ciudadanos. Un servicio, ha destacado, que ya ha tenido éxito en varias ciudades del Reino Unido y de Estados Unidos.

La primera prueba con estos aparatos, que llevan pintada una simpática sonrisa y unos grandes ojos en la cesta, ha tenido lugar en la plaza del Pilar. El primer “delivery” ha consistido en unas frutas de Aragón y adoquines, que han sido entregadas a un niño que visitaba la Basílica con su familia.

Los robots se mueven de forma autónoma o teledirigida dependiendo de la situación. Goggo contará con operadores humanos que supervisarán y gestionarán a los robots mientras se mueven de manera autónoma.

Para el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, “el desembarco de una nueva empresa innovadora en nuestra ciudad, con esta iniciativa que es pionera en España, es un ejemplo más del espíritu implantado desde el área de Servicios Públicos y Movilidad y de este Gobierno. Queremos que Zaragoza sea una referencia, una ciudad donde se pueda experimentar con la más avanzada tecnología, la más sostenible, la más respetuosa con el medio ambiente y la más vanguardista”.

“Y a esto sumamos -ha añadido- nuestra apertura a la colaboración público-privada, que es sin duda imprescindible cuando se trata de ofrecer a la ciudadanía las mejores herramientas para su vida cotidiana, así como nuevos canales para la creatividad y el desarrollo económico”.

Print Friendly, PDF & Email