Investigado por imprudencia grave por causar un incendio en Calanda tras una quema

La investigación la realizó el equipo del Seprona de la Compañía de Alcañiz (Teruel

La Guardia Civil ha esclarecido un incendio que se produjo el pasado 18 de junio en Calanda y Castelserás (Teruel). El fuego afectó a 43 hectáreas de arbolado y cultivo agrícola. Los agentes descubrieron que fue un hombre quien lo provocó cuando realizaba una quema en una parcela yerma.

La investigación la realizó el equipo del Seprona de la Compañía de Alcañiz (Teruel) para determinar las circunstancias del incendio. Ya en los primeros momentos se descartaron causas naturales como detonantes del fuego, fijando el foco del inicio en una zona de huertas de difícil acceso.

Tras las manifestaciones recogidas entre los propietarios de las parcelas y testigos presenciales, los agentes dirigen sus sospechas hacia uno de ellos, que como coartada dice que se encontraba de viaje el día del siniestro.

De las gestiones realizadas se desprende que esta persona no decía la verdad y después de conocer las pruebas que lo demostraban, confesó ser la autora de los hechos, declarando que todo se inició cuando realizaba una quema en una parcela yerma, y que el fuego se propagó de forma incontrolada.

El día del siniestro, en la zona se dieron fuertes rachas de viento y las temperaturas alcanzaron valores muy altos. Los agentes, el día 6 de julio, lo investigaron como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia grave. Las diligencias instruidas, junto con el investigado, quedan a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Alcañiz.

Print Friendly, PDF & Email