El Rey del Simpa vuelve al calabozo una hora después de quedar libre tras otra comilona gratis

Ayer domingo volvió a comer por la cara en un restaurante también en María Zambrano y acabó arrestado. Pasará a disposición judicial esta tarde

Las recomendaciones sanitarias por las altas temperaturas aconsejan hacer comidas ligeras y evitar las ingestas copiosas. No lo ha aplicado Antonio Grimal, el conocido como El Rey del Simpa, que la semana pasada un día tras otro consumió en restaurantes de Zaragoza por la cara. Este sábado también acabó en calabozos, pero es que nada más salir de la Ciudad de la Justicia cruzó la avenida de José Atarés y se volvió a dar otra comilona en un bar de la calle María Zambrano. Fue también detenido y pasará a disposición judicial esta tarde. Ni una hora estuvo en la calle.

Un entrecot, un plato de jamón ibérico, una gamba blanca al ajillo, 440 gramos de almejas de carril, tres tercios de cerveza, un carajillo especial y eso sí, al chupito de Frangelico le invitó la casa. 104,62 de cuenta que no abonó. Esto pasó en el año 2017. Pero se podría aplicar a la multitud de situaciones similares que Grimal va causando en los restaurantes de la capital aragonesa.

Uno de los tickets de una comilona que no abonó

La semana pasada destacó entre otras por la continuidad de sus actuaciones. El día 20 comió en la calle Condes de Aragón, terminó detenido. Al día siguiente en la calle Jorge Guillén, nada más salir del calabozo, acudió al restaurante Cebrián y allí se metió entre pecho y espalda una hamburguesa, volvió a ser detenido. Al día siguiente, cruzó la avenida José Atarés que separa el juzgado con el Actur y en la calle María de Echarri, volvió a darse un homenaje. Detenido. El sábado 23 volvió a hacer lo mismo en un restaurante de la calle María Zambrano. Ayer domingo volvió a comer por la cara en un restaurante también en María Zambrano y acabó arrestado. Pasará a disposición judicial esta tarde.

Print Friendly, PDF & Email