El Gobierno aprueba el teléfono 021 para denuncias de racismo

El servicio, que incluirá asesoramiento jurídico especializado, será prestado por la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial

El Gobierno ha reservado desde este lunes el número 021 para una nueva línea telefónica de asistencia a víctimas de discriminación racial o étnica o a personas que conozcan hechos de esta naturaleza.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales ha publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una resolución por la que atiende la petición del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica (Cedre), adscrito al Ministerio de Igualdad, de habilitar un nuevo teléfono corto, dedicado a denuncias de racismo.

Según el Gobierno, esta línea «permitirá potenciar la denuncia de actos de discriminación racial sufridos por las víctimas o presenciados por testigos, reducir las cifras de infradenuncia de estos comportamientos y reforzar la visibilidad del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica».

El servicio, que incluirá asesoramiento jurídico especializado, será prestado por la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial.

Las llamadas serán gratuitas y no figurarán en la factura, y en la provisión del servicio se velará por que los usuarios con discapacidad auditiva o del habla dispongan de las facilidades que permitan su adecuada atención.

De acuerdo con la resolución del BOE, recogida por Servimedia, el Gobierno designará en los próximos tres meses el operador del servicio telefónico disponible al público que se encargará de terminar las llamadas dirigidas al número 021.

Print Friendly, PDF & Email