Aragón alcanza las 36.340 personas dependientes atendidas, una cifra «histórica» en la Comunidad

Entre enero y junio han entrado en el sistema 1.196 personas

Aragón vuelve a situarse en cifras históricas de atención a personas dependientes, con 36.341 usuarios y usuarias que cuentan con algún grado de dependencia reconocido e integran el sistema de atención del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS). “Estamos en máximos históricos y seguimos trabajando en la misma línea que nos propusimos al inicio de la legislatura: atender al mayor número de personas y hacerlo de la forma más ágil, reduciendo plazos y evitando demoras”, explica la directora gerente del IASS, Noelia Carbó.

En estos momentos -y con las cifras del primer semestre del año ya cerradas- se constata que entre enero y junio han entrado en el sistema 1.196 personas, puesto que a final de 2021 la cifra de dependientes atendidos en Aragón era de 35.145. “En diciembre superamos la cifra de las 35.000 personas atendidas y ahora hemos sobre pasado las 36.000”, subraya Carbó.

Entre las nuevas personas atendidas, más de 500 han recibido atención residencial, bien a través de la asignación de plazas pública o bien mediante la prestación vinculada al servicio. “Para el IASS en una prioridad fomentar los servicios y en esa línea estamos trabajando, respetando siempre la voluntad del usuario y de su familia”, ha subrayado Carbó.

Los resultados de esta gestión se traducen en más apoyo financiero por parte del Gobierno de España, puesto que Aragón recibirá este ejercicio en torno a 20 millones de euros procedentes del denominado “nivel acordado” para financiar la atención a las personas dependientes, lo que supone más del doble de lo que recibió el año pasado (algo más de 9 millones de euros). La distribución de estos créditos del “nivel acordado” se calcula en función de unos criterios de reparto que este año se han reordenado y modificado. La principal novedad es la creación del “fondo de cumplimiento de objetivos” con el que se valora la gestión de las Comunidades en lo que se refiere a la reducción de las listas de espera, la mejora de las condiciones de los trabajadores y trabajadoras del sistema y la mejora de la calidad del servicio.

Además, y paralelamente al incremento en el número de personas atendidas, se está reduciendo el de solicitantes de prestación que ya tienen un grado reconocido están a la espera de recibir su Plan Individual de Atención (PIA). El número de personas en esta situación es actualmente de 2.335, 444 menos que a finales de año. “Es una cifra en la que queremos seguir incidiendo hasta hacerla desaparecer y nuestros esfuerzos se centras en seguir reduciendo ese tiempo de espera a los usuarios y las usuarias”, ha señalado Carbó.

Print Friendly, PDF & Email