CCOO critica que DGA y la UZ no cumplen los compromisos del acuerdo de financiación

El nuevo convenio se aprobó el pasado mes de junio. FOTO: Laura Trives

El nuevo Modelo Global de Financiación de la Universidad de Zaragoza para el periodo 2022-2026 contempla una financiación total de 1.082.847.320 euros, pero hasta la fecha, julio de 2022, se desconoce la mejora que en la práctica ha supuesto esta nueva financiación. “No sólo eso, sino que, hoy por hoy, existen datos objetivos que muestran a las claras que la Universidad no está administrando con eficacia esa financiación o que, por parte del Gobierno de Aragón no se están cumpliendo los compromisos adquiridos. De forma que, por sorprendente que parezca, en este momento dulce de financiación de la Universidad de Zaragoza, tanto las plantillas de Personal Docente e Investigador (PDI) como de Personal de Administración y Servicios (PAS) están sufriendo mermas en sus derechos económicos”, han comentado desde Comisiones Obreras.

La Federación de Enseñanza de CCOO Aragón denuncia que mientras uno de los compromisos del Gobierno de Aragón es tender a la homologación progresiva de las condiciones laborales del personal docente funcionario y del personal docente contratado, “el Consejo de Dirección de la Universidad de Zaragoza administra los tiempos de tal forma en la negociación colectiva que no será hasta 2026 cuando se alcance, en el mejor de los casos, dicha equiparación”.

De igual manera, denuncia que, “mientras progresivamente las universidades públicas tienden a asumir los costes patronales de las ayudas a la investigación para nuestros jóvenes, el Consejo de Dirección las descuenta del salario en bruto de los y las investigadoras beneficiarias de las mismas”.

Así mismo, cuando e a punto de terminar la elaboración del II Plan de Igualdad de la Universidad de Zaragoza, todavía “no tenemos constancia del presupuesto destinado a la implantación de las medidas contempladas en dicho Plan y a la creación de una necesaria Unidad de Igualdad, reclamada por CCOO”, certifican desde el sindicato.

Por último, el Consejo de Dirección de la Universidad ha suspendido la aplicación de las medidas económicas que incentivan la jubilación anticipada del PAS reconocidas en nuestro Convenio Colectivo.

A este panorama “desalentador”, el sindicato añade el hecho de que uno de los dos Colegios Mayores Universitarios públicos dependientes de la Universidad de Zaragoza, el Colegio Mayor Santa Isabel, permanece cerrado por segundo año consecutivo y “no se vislumbra a medio plazo ningún futuro para el mismo”. “De forma que la Universidad sólo ofrece en la actualidad 260 plazas de alojamiento en Zaragoza para estudiantes universitarios y que en el Colegio Mayor Pedro Cerbuna, único que permanece abierto, hay nada menos que una lista de espera de 193 estudiantes que tendrán que recurrir a pisos compartidos o a alojamiento universitario privado, cuyas empresas titulares, dada la desidia de la Universidad de Zaragoza en su política de Colegios Mayores, han visto un magnífico nicho de mercado en nuestra ciudad”, lamentan desde la formación.

En el sindicato señalan que todavía no saben “a dónde va a parar este incremento de dotación presupuestario de la Universidad de Zaragoza, pero, desde luego, a la mejora de las condiciones retributivas de sus trabajadores, no”.

Por otro lado, desde CCOO se pusieron a finales de mayo en contacto con la Dirección General de Universidades del Gobierno de Aragón para tener oportunidad de plantear este más que preocupante deterioro de la financiación de la Universidad de Zaragoza, en un marco teórico de bonanza presupuestaria, y, según aseguran desde el sindicato, la respuesta de dicha Dirección General está todavía por llegar.

Print Friendly, PDF & Email