Lambán: «No se han cumplido los peores pronósticos del incendio, pero preocupa que cambie el tiempo»

El Cecopi se ha reunido para evaluar el avance del incendio

Unas 14.000 hectáreas arrasadas y 2.000 vecinos desalojados. Este es el resumen por el momento del fuerte incendio que se desató este lunes en Ateca y en el que llevan trabajando desde entonces centenares de operativos. Este miércoles a primera hora las previsiones no eran muy halagüeñas, pero unas horas después, y tras la segunda reunión del Cecopi, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado que «no se han cumplido los peores pronósticos del incendio», pero que preocupa especialmente «el cambio del tiempo». «Todos sabemos cómo se comporta el fuego en materia de viento y de temperaturas y esos cambios pueden activar frentes en cualquier momento, por lo que todas las alarmas están activadas», ha asegurado Lambán.

De los cinco municipios que preocupaban especialmente a primera hora de este miércoles y que eran susceptibles de un posible desalojo (Villarroya de la Sierra, Torrijo de la Cañada, Contamina, Cetina y Embid de Ariza) solo es en este último en el que podría darse esta posibilidad, aunque según ha reconocido el presidente del Ejecutivo aragonés «es improbable». «En estos momentos es improbable pero una de las dificultades de los incendios es que son imprevisibles por lo que no se puede hacer una predicción con certeza».

Respecto a las hectáreas arrasadas se mantiene la cifra en 14.000, a pesar de que según ha reconocido Lambán cuando el incendio esté controlado «habrá que hacer un estudio y seguramente la cifra sea ligeramente inferior». De los casi 2.000 vecinos evacuados de Alhama de Aragón, Castejón de las Armas, Bubierca, Contamina, Moros y Villalengua, en torno a 150 permanecen a estas horas en el Pabellón y el Recinto ferial de Calatayud que se ha convertido en un albergue improvisado. Los únicos que podrán volver a sus hogares son los vecinos de Ateca que salieron por su propia voluntad, pues en el resto de municipios hay una orden legal de desalojo que perdurará hasta que no se controle la situación.

En torno a 350 efectivos han estado trabajando incansablemente en el incendio que ha contado con la colaboración de operativos de Valencia, Castilla-León y Castilla La Mancha. Lambán ha reconocido que quizás en las próximas horas se podrá contar con el apoyo de efectivos de Navarra. Lambán ha asegurado que la «salud y protección de los ciudadanos está garantizada» y que eso es lo «más importante». Además, ha agradecido y señalado la actitud ejemplar de todos aquellos que han colaborado en el apoyo y asistencia a estas personas.

El presidente del Ejecutivo aragonés también ha hablado sobre el incendio que se ha originado la mañana de este miércoles en Bonansa. «Una de nuestras máximas preocupaciones era que este incendio empeorase y parte de nuestros efectivos tuvieran que dirigirse allí. Por suerte, las previsiones son favorables y se prevé que a lo largo de esta noche esté controlado».

Respecto al incendio de Ateca son «cruciales las próximas horas» y Lambán ha coincidido con la petición del presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, de declarar la zona como catastrófica, aunque se ha mostrado prudente y ha reconocido que por el momento es «imposible hacer una evaluación de daños».

Print Friendly, PDF & Email