Aceras más anchas, vegetación y espacios para pasear, las claves de la renovada calle Predicadores

El retirado del adoquinado y la ampliación de las aceras son algunas de las novedades más llamativas | Foto: Laura Trives

Tras una reforma integral de casi nueve meses y una inversión por parte del Ayuntamiento de Zaragoza de 935.000 euros, la calle Predicadores es ya una realidad. Este martes la vía se abrirá ya paso al tráfico rodado, aunque lo hará teniendo en cuenta que ahora serán los peatones quienes tengan prioridad con aceras más anchas y un trazado sinuoso que obligue a los vehículos a reducir la velocidad.

La principal novedad, aparente a la vista, es la retirada del adoquinado que tanto habían demandado los vecinos, dado las molestias y el ruido que generaba con el paso del transporte. En este sentido, Predicadores cuenta ahora con una plataforma única en la que se han señalizado itinerarios peatonales inclusivos a lo largo de todo su trazado en colaboración con DFA y ONCE. Además se ha ampliado el espacio peatonal en el acceso a los equipamientos públicos.

«Hoy no solamente se finaliza la reforma de esta calle, sino que damos la bienvenida a un nuevo concepto de calle en Zaragoza que se caracteriza por ser mucho más saludable. Son 550 metros de calle reformada y 7.000 metros cuadrados de nueva calle. Está pensada para los peatones, para que los ciudadanos caminen. Además tiene bancos y vegetación para permitir que la gente mayor pueda tomarse un descanso», ha explicado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

En total, se han incorporado además una veintena de árboles de porte medio y diferentes tipos de arbustos y se han conservado las farolas de tipo alfonsino incorporando nuevos puntos de luz y tecnología led. Algo que han agradecido los vecinos de la zona ya que consideran que esto les aporta «más seguridad».

El Ayuntamiento de Zaragoza quiere convertir la calle en un eje vertebrador del Casco | Foto: Laura Trives

Entre las diversas opiniones, también ha llamado la atención «la anchura de las aceras que mejoran el barrio», las mejores vistas de calle que permiten, entre otras, «tener perspectiva del Palacio» o «la retirada de las baldosas que hacían que los coches salieran botando».

Precisamente, en cuanto a circulación se refiere, el nuevo diseño de la calle Predicadores ha hecho que la parte destinada a la calzada se haya estrechado y se haya creado un trazado ligeramente sinuoso para ayudar a que los conductores tengan que reducir la velocidad.

Por último, junto a esta vía también se ha reformado parte de la calle Mosen Pedro Dosset, mientras que el alcalde ha reafirmado su compromiso de acometer muy pronto las obras de reforma del Luis Buñuel creando un Centro Cívico y un Centro de Mayores para todo el barrio.

Print Friendly, PDF & Email