La UME despliega más de 600 efectivos para combatir los incendios forestales

Efectivos de la UME trabajando en la extinción de un incendio | Foto: UME

El portavoz de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Aurelio Soto, ha señalado este sábado que la unidad de las Fuerzas Armadas ha luchado esta noche contra el fuego en los incendios de El Ladrillar (Cáceres), Casas de Miravete (Cáceres), Monsagro (Salamanca), Folgoso de Courel (Lugo) y el de Figueruelas de Arriba (Zamora) con al menos 600 efectivos desplegados.

Así lo ha indicado en un comunicado en el que ha subrayado que la noche “suele ser un buen momento para atacar los incendios forestales”, debido a la bajada de temperaturas y la intensidad del viento, así como de la subida de la humedad relativa del aire.

No obstante, ha recordado que los medios aéreos no pueden actuar de noche, por lo que el trabajo de los equipos en tierra se vuelve “fundamental”, aunque no es hasta por la mañana, cuando se hace el reconocimiento en helicóptero, cuando se pueden valorar los resultados de las actuaciones.

Al respecto del incendio en Ladrillar, en la comarca de Las Hurdes, Soto indicó que hay 143 militares desplegados, cuya misión esta noche ha sido la defensa del municipio de Las Mestas a través del enfriamiento de las líneas de contención. “Durante la mañana se puede dar por asegurado el perímetro y podemos considerar que el pueblo está fuera de peligro”, ha indicado.

Sin embargo, en el otro incendio de la provincia extremeña en donde la UME contaba con despliegue militar, concretamente de 123 efectivos, la noche ha sido “más complicada”, pues el fuego ha superado una de las líneas de control y “ha amenazado seriamente” el municipio de Romangordo e “incluso ha afectado a algunas casas de Casas de Miravete”. También se ha estado trabajando para que el fuego no llegue al municipio de Higuera de Albalat.

“Alejado el peligro de que el fuego pueda llegar a estas poblaciones, la preocupación de esta mañana en este incendio es la protección del parque de Monfragüe al oeste del incendio forestal”, añadió.

Por su parte, 282 efectivos están desplegados para luchar contra el fuego en el incendio de Monsagro, con el objetivo de lograr la “perimetración” del fuego, con “prioridad” a aquellos puntos en los que el incendio está más próximo de algunos municipios como El Maíllo, donde la UME ha estado trabajando por la noche junto con la Brigada de Refuerzos de Incendios Forestales para proteger este municipio y los de Dios le Guarde y Tenebrón.

“Una vez asegurado este perímetro, es previsible que durante la mañana de hoy nos muevan hasta la parte más oeste del incendio, concretamente al municipio de Guadapero, para continuar asegurando el perímetro”, indicó Soto, quien aseguró que los puntos en los que el fuego ha saltado la línea de control se han atacado “con eficacia”.

Por otro lado, en el incendio de Folgoso de Courel la UME contó con 59 efectivos durante la noche en unos trabajos que han sido “muy eficaces”. El portavoz ha señalado que es un incendio con diferentes focos, que afectan a las parroquias de Seceda o Vilamor. “Se ha atacado realizando quemas de ensanche, contrafuegos, así como ataque directo a la cabeza del incendio en las proximidades del municipio de Vilamor”, detalló Soto.

Asimismo, ha indicado que, tras acabar con su despliegue en el incendio de Candelario, el que mejor evoluciona entre los que colabora la unidad militar es el de Figueruelas de Arriba, en donde la Junta de Castilla y León ha rebajado el nivel de emergencia a nivel uno. No obstante, Soto indicó que no “no se descarta que la UME tenga que incorporarse a colaborar en las tareas de extinción de algún nuevo incendio forestal en España”.

Print Friendly, PDF & Email