Boltaña, el lugar donde conecta el Real Zaragoza con su afición

Los más jóvenes han podido fotografiarse y disfrutar de los jugadores. Foto: Real Zaragoza

Boltaña es y ha sido, tradicionalmente, la primera toma de contacto de la temporada del Real Zaragoza con su afición. Desde que se retomó la tradición de acudir a la localidad altoaragonesa, los zaragocistas podían disfrutar de los jugadores y viceversa. Únicamente los dos extraños veranos marcados por el covid dieron tregua a estas jornadas. Ahora, tras el periodo obligado de parón, se pueden revivir estos días con encanto.

Siempre es habitual ver la escena de los jugadores tratando con sus seguidores, firmando autógrafos y, sobre todo, haciéndose fotos. Para el recuerdo también quedan las imágenes de familia con todos los aficionados y los propios futbolistas. Y desde hace tiempo que también se ha aprovechado para transmitir la necesidad imperiosa de ascender a Primera División.

Con el equipo ya concentrado en el norte de la comunidad, los primeros han acudido a ver cómo entrenaban sus jugadores. Ha sido al punto de la mañana, alrededor de las 9.30 horas, cuando el conjunto maño estaba citado para el entrenamiento. Otra sesión por la tarde, a eso de las 19.00 horas, ha levantado también expectación especialmente entre los más jóvenes. Sin embargo, se llevará a cabo en el gimnasio.

Con la ilusión de ver un par de caras nuevas, la de Giuliano Simeone y la de Dani Rebollo, hay también curiosidad por ver al que, previsiblemente, será la próxima incorporación. Se trata de Víctor Mollejo, con quien el club está muy próximo para alcanzar un acuerdo, y al que se espera en la concentración. Y quitando a Javi Ros -resolviendo su situación personal- y a Bikoro -con permiso- todos están en la localidad.

Aparcando por ahora a un lado los capítulos de fichajes y salidas, la afición zaragocista, tras el último choque liguero, ha podido volver a disfrutar del fútbol. Poco a poco se va acercando el momento en que de comienzo la competición oficial, y la hinchada blanquilla está más que deseosa. Mientras tanto, disfrutarán de la pretemporada con el cosquilleo que precede a la batalla.

Print Friendly, PDF & Email