Te conviertes en lo que le das a tu atención

El nuevo telescopio orbital deslumbra con fotos de alta definición, pero abajo, aquí donde usted ojea los titulares, parece que cada instante una miseria tapa otra. Atravesamos el ecuador de julio, ya nadie -en sus cabales- pone en duda las consecuencias del cambio climático. Mientras tanto, tres misiles lanzados desde un submarino ruso desplegado en el mar Negro han matado al menos a 23 personas, entre ellas tres niños, y herido a otras 100 este jueves en la ciudad de Vinnytsia, en Ucrania. El mediterráneo sufre una pérdida de posidonia, su especie cumbre por exceso de fondeos, contaminación y antropización del litoral. El incremento del tráfico marítimo, afecta por ruido excesivo a muchas especies.

Miles de personas siguen ahogándose en su huida del norte de África hacia una tierra prometida, que no es tal. ¿Realmente debemos asumir que somos una sociedad avanzada? En lo ético, hay serias dudas. En otros planos más terrenos, los mass media manipulan tal cual Chomsky hipotetiza al compás de intereses clasistas y las cloacas. Los terratenientes piden que nada de condiciones, que todo vale, que vengan más cruceros. Los vecinos de los antiguos barrios pobres son expulsados por especulación y borrachos. Algunos extraños investigadores siguen buscando soluciones al desaguisado climático. Mañana será otro día, así que aprovéchalo. Te conviertes en lo que le das a tu atención.

Marc Masmiquel Mendiara

Print Friendly, PDF & Email