Noches tórridas y días con máximas de 43 grados marcan el fin de semana en Aragón

El sol bañará Aragón en solitario y las nubes poco le acompañarán // Foto: Laura Trives

Aunque parece que la segunda ola de calor no está afectando tanto a Aragón como la vivida semanas pasadas, este sábado y domingo va a costar descansar. Las noches tórridas se instalarán en la capital aragonesa con temperaturas que oscilarán entre los 40 grados, a las 21.00 horas, y los 33 grados, a las 24.00 horas. Los oscenses y turolenses tendrán un poco más de suerte, 30 y 36 grados respectivamente a las 21.00 horas que irán descendiendo hasta alcanzar los 25 y 31 grados en la medianoche.

Durante el día habrá que buscar la sombra y la botella de agua será un elemento esencial. Zaragoza alcanzará el sábado los 42 grados, mientras que en Huesca y Teruel se esperan 40 grados. Unas temperaturas que poco cambiarán para el domingo. Zaragoza seguirá subiendo hasta llegar a los 43 grados, Huesca se mantendrá en los 40 grados y Teruel descenderá dos grados, situándose en los 38 de temperatura.

Las lluvias no refrescarán el ambiente ya que la probabilidad de precipitación es nula, según indica la Agencia Estatal de Meteorología. Además, el sol bañará Aragón en solitario y las nubes poco le acompañarán.

Protección Civil ha emitido, para el sábado a partir de las 13.00 horas, un aviso nivel rojo por temperaturas máximas en la Ribera del Ebro y uno naranja en las provincias de Huesca y Teruel. Precisamente, el aviso naranja que azota a la Comunidad aragonesa desde el pasado 13 de julio desaparecerá el próximo jueves 21 con un descenso ligero de las temperaturas.

Print Friendly, PDF & Email