Intervienen 570 kilos de hachís en un traslado de droga al norte de Europa por el valle del Aragón

El vehículo acabó cayendo por un barranco quedando semioculto por los árboles y la maleza con las luces y el motor en marcha

“Gofast” es como se llaman a los traslados de droga hacia el norte de Europa, valiéndose de un coche de alta gama muy potente y capaz de alcanzar altas velocidades. El valle del Aragón fue protagonista a finales de junio de uno de estos traslados, que acabó con la intervención de 570 kilogramos de hachís y la detención de un ciudadano francés de 26 años.

Los hechos se produjeron en la noche del 21 al 22 de junio, cuando la patrulla del puesto de la Guardia Civil de Canfranc Estación se encontraba prestando servicio de protección de la Seguridad Ciudadana y recibió un aviso, indicando un particular que había un vehículo que circulaba a gran velocidad en el paraje conocido como camino viejo de Orbil (Villanúa).

Los agentes se dirigieron inmediatamente al lugar, y al no observar ningún vehículo, estacionaron el suyo y permanecieron en el lugar. Minutos más tarde, observaron otro de alta gama que circulaba en dirección a ellos a una velocidad anormalmente reducida, llegando a aproximarse hasta unos diez metros del punto donde estaban estacionados, lo que les permitió observar algunas características físicas de su conductor.

El vehículo hizo un cambio de sentido y se dirigió en dirección contraria a la posición de la patrulla alejándose de allí dirección a Castiello de Jaca. En ese momento, los agentes iniciaron la marcha tras el vehículo sospechoso y una vez próximos a él encendieron las luces prioritarias con el fin de darle el alto, momento en que el vehículo aceleró bruscamente alcanzando gran velocidad haciendo caso omiso a las señales de la patrulla.

Se trataba de un turismo de alta gama con matrícula alemana, siendo este tipo de vehículos el que habitualmente se dedican al transporte de droga entre España y el norte de Europa, por lo que la patrulla solicitó la presencia de más compañeros para intentar darle el alto.

El vehículo huido continuó unos dos kilómetros más a gran velocidad, hasta que se salió del camino y continuó su marcha por un campo, colisionando con una valla y finalmente acabó cayendo por un barranco quedando semioculto por los árboles y la maleza con las luces y el motor en marcha.

La patrulla accedió con gran dificultad hasta el lugar donde se encontraba el vehículo, resultando que su conductor ya no se encontraba allí. Se inició entonces la búsqueda por las inmediaciones hasta la llegada de apoyos, una del puesto de Sabiñánigo, otra del puesto de Panticosa y otra del de Canfranc Estación que se unieron a la búsqueda del fugado.

Una vez llegaron los refuerzos, los agentes hicieron un reconocimiento más completo del vehículo, observando que estaba cargado de numerosos fardos envueltos en plástico marrón de diferentes tamaños y del vehículo comenzaba a emanar un fuerte olor a hachís.

Con los datos del vehículo y la descripción del conductor se iniciaron las gestiones pertinentes para intentar su identificación, a través del Centro de Cooperación transfronteriza del Canfranc (CCPA), dando en un primer momento resultados infructuosos.

En el lugar se personó el equipo de Policía Judicial de Jaca que se hizo cargo de instruir las oportunas diligencias y de la aprehensión de los fardos que resultaron contener 570 kilos de hachís.

Sobre las 7.50 de la mañana, agentes del destacamento de Tráfico de Jaca que se encontraban prestando servicio en las inmediaciones del lugar de los hechos y que tenía conocimiento de lo ocurrido, observaron a un joven que según la descripción aportada podría corresponder con el conductor del vehículo accidentado, comprobando además que el mismo se encontraba en mal estado físico con heridas, cortes y contusiones, por lo que procedieron a su identificación, no aportando ningún tipo de aclaración sobre su estado físico, realizadas todas las comprobaciones pertinentes los agentes pudieron determinar que se trataría del conductor del vehículo accidentado por lo que procedieron a su detención.

Por lo expuesto se procedió a la detención de un ciudadano francés de 26 años como supuesto autor de un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

El detenido, debido al estado físico que presentaba a causa del accidente y a su posterior intento de huida, tuvo que ser trasladado a dependencias hospitalarias de Jaca por personal de la Guardia Civil, quedando ingresado en el hospital en observación durante dos días, bajo custodia, hasta poder ponerlo a disposición judicial.

Las diligencias instruidas por el Equipo de Policía Judicial de Jaca, junto con el detenido, fueron entregados en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Jaca, decretando el juzgado su ingreso en prisión.

Print Friendly, PDF & Email