Los sindicatos de prisiones denuncian que sus funcionarios sufren agresiones «diarias y graves»

La concentración se ha repetido frente a las delegaciones de todas las comunidades del país para condenar las últimas agresiones sufridas en las cárceles de Estremera, Murcia y Valencia

Los sindicatos mayoritarios de prisiones (Acaip, CSIF y UGT) se han concentrado frente la Delegación del Gobierno en Aragón para denunciar que sufren agresiones “continuas, diarias y graves” por parte de los presos y para pedir que el Gobierno atienda a sus peticiones de mejora, tanto de su seguridad personal como la atención a la falta de trabajadores que, en Aragón, según han dicho, es de 130 personas.

La concentración se ha repetido frente a las delegaciones de todas las comunidades del país para condenar las últimas agresiones sufridas en las cárceles de Estremera, Murcia y Valencia. Sin embargo, el delegado sindical de Acaip, Daniel Valencia, denuncia que cada 36 horas, “un trabajador es agredido por realizar su trabajo”.

Valencia reclama que “hay que hacer que los gobiernos se comprometan a solucionar los problemas estructurales”, señala que la legislación que opera en prisiones “es del siglo pasado y no atiende a condiciones laborales ni salariales”. Además, piden incluir como agresión a los funcionarios las verbales, hasta ahora no recogidas por las estadísticas de Instituciones Penitenciarias.

Otro de los grandes problemas es la falta de personal, que el delegado de Acaip cifra en un total de 3.000 funcionarios en todo el estado. El delegado sindical de CSIF, Alberto Peiró, explica que la carestía de profesionales en Aragón es de 130 personas y que esto “supone un peligro para los trabajadores”. Este mismo delegado ha solicitado también que se incida en la formación sobre los nuevos tipos de delincuentes como los relacionados con bandas o terrorismo islamista.

Print Friendly, PDF & Email