El Ayuntamiento y la Fundación Adunare se alían para mejorar el barrio Oliver

Las obras incluyen labores de albañilería, jardinería y pintura, en unos casos para acondicionar viviendas de personas con pocos recursos, fachadas y zonas comunes de estos edificios.

Oliver mejora sus calles, edificios e instalaciones públicas gracias el empleo de inserción promovido por el Ayuntamiento y la Fundación Adunare. El consejero Ángel Lorén y la presidenta de la Fundación, Begoña Palomo, han visitado hoy los trabajos realizados por las 14 personas en riesgo de exclusión contratadas en virtud de este convenio.

Ana Isabel estaba «desesperada» por encontrar trabajo, gracias a los servicios sociales ha podido realizar uno de los proyectos de mejora del barrio Oliver. «Gracias a la oportunidad que me han brindado los asistentes sociales, agradezco mucho poder colaborar en este proyecto», asegura.

Las obras incluyen labores de albañilería, jardinería y pintura, en unos casos para acondicionar viviendas de personas con pocos recursos, fachadas y zonas comunes de estos edificios; y también para labores de mantenimiento en instalaciones públicas como el colegio Ramiro Soláns o el Centro Cívico Oliver. Estas labores se extienden además a otros 77 centros educativos de otras zonas rurales de la ciudad.

El consejero de Acción Social y familia, Ángel Lorén, manifiesta que serían imposibles las políticas sociales si no entendemos la colaboración con el tercer sector y con las entidades de Zaragoza. Asimismo, el consejero señala que desde el ayuntamiento se entiende ese esfuerzo, por lo que el presupuesto estos tres años se ha incrementado más de un 40%. «Las políticas sociales son fundamentales para crear una ciudad», subraya.

Del mismo modo, la directora de la Fundación Adunare, María Jesús Ruiz, asegura que este convenio con el ayuntamiento tiene como objetivo el desarrollo de itinerarios que van dirigidos a la mejora de la empleabilidad de personas del barrio Oliver.

La iniciativa combina la mejora de la escena urbana con la promoción de la empleabilidad y la inserción social, Para ello, se cuenta con la colaboración del Plan Integral del Barrio Oliver (PIBO) y del Centro Municipal de Servicio Sociales de Oliver.

Estas acciones constituyen uno de los cuatros ejes del convenio acordado por el Ayuntamiento y la Fundación Adunare, con un valor total de 475.000 euros.

Los otros tres bloques del acuerdo comprende otras actividades, enfocadas asimismo a la inclusión sociolaboral de colectivos vulnerables, tales como el desarrollo de competencias básicas para población adulta (alfabetización, clases de español, cursos de informática); formación orientada al empleo; y prácticas formativas para jóvenes del Centro Sociolaboral Oliver.

 

Print Friendly, PDF & Email