Zaragoza no olvida a las víctimas del Corona de Aragón con una placa conmemorativa

El acto ha reivindicado la necesidad de que los jóvenes conozcan el pasado.

Hace 43 años, Zaragoza recibió uno de los impactos más duros de su historia reciente. El hotel Corona de Aragón ardía en solo unos segundos llevándose por delante la vida de 79 personas y dejando más de un centenar de heridos. Sin autoría conocida, con muchas sospechas en torno al origen del incendio, las víctimas estuvieron abandonadas durante demasiado tiempo.

Un abandono que hoy aún existe en según qué circunstancias pero que se quiere paliar con su merecido reconocimiento. El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado este martes una placa conmemorativa junto al Innside Meliá, hotel que ocupa el lugar del antiguo Corona de Aragón, que recuerda a todas esas víctimas. Este nuevo reconocimiento se incluye dentro de la iniciativa “Zaragoza no olvida”, con la que el consistorio de la capital aragonesa lleva casi dos años recuperando la memoria de las víctimas del terrorismo dentro del municipio.

Un acto multitudinario y sentido, con representantes de todas las formaciones políticas en el Ayuntamiento y en las Cortes, así como las propias víctimas del atentado. También han participado Bomberos, Policía y Guardia Civil, profesionales que hicieron una importante labor para paliar el incendio acaecido en 1979.

Zaragoza, comprometida con las víctimas del terrorismo

“Debemos seguir difundiendo los valores de las víctimas y reivindicar su figura”, ha señalado la concejala delegada de Víctimas del Terrorismo, Patricia Cavero, que ha insistido en el compromiso de la corporación municipal. “Zaragoza es una ciudad que nunca deja de pensar en sus víctimas”, ha añadido, antes de repasar todos los actos que desde la iniciativa “Zaragoza no olvida” han ido colocando placas en los lugares de los asesinatos.

Un recuerdo que se ha extendido con la voz de Gracia Roca, representante de las víctimas del atentado en el Corona de Aragón, que ha señalado esta jornada como “muy especial” y un premio a “43 años de lucha ininterrumpida, que van a seguir hasta que sepamos toda la verdad”. Roca ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza desde hace años, mencionando la colaboración que arrancó en los años del alcalde Belloch, continuó con Santiesteve y se completa ahora con Azcón al frente del consistorio: “Zaragoza es la única ciudad que nos ha reconocido y nos ha escuchado”.

El acto ha finalizado con el descubrimiento de la placa homenaje y con una ofrenda de flores en este nuevo espacio de memoria. Un lugar que sirve para “dignificar a las víctimas” y para mantener el “deber de la ciudadanía de cuidar por que no se olvide lo sucedido”, según ha comentado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Esfuerzo para que los jóvenes conozcan lo sucedido

Los jóvenes de la sociedad aragonesa y española también han sido el destino de las declaraciones de los tres intervinientes en el evento. Conseguir que la juventud de la comunidad y el país es uno de los objetivos primarios de las asociaciones de víctimas del terrorismo, así como del resto de las instituciones.

“No puede ser que nuestros jóvenes no conozcan qué pasó en Zaragoza hace 43 años”, ha clamado Roca, que ha considerado que es “tarea de todos” seguir trabajando para que toda la sociedad conozca episodios “que ya son parte de la historia de España”.

Una línea que ha compartido el propio Jorge Azcón, que ha aprovechado el acto para recordar la figura de Miguel Ángel Blanco, concejal del Partido Popular en Ermúa asesinado por ETA hace 25 años: “Esta semana hemos visto la cantidad de jóvenes que no conocen qué sucedió con Miguel Ángel Blanco”. El también presidente del PP en Aragón ha terminado su intervención lanzando un dardo a sus rivales políticos, al considerar que no se puede trabajar con partidos “que no condenan claramente la violencia terrorista; no se puede estar a la vez con las víctimas y con los verdugos”.

Print Friendly, PDF & Email