Estallan las negociaciones: la huelga del bus urbano de Zaragoza se recrudece

La huelga del bus volverá a poner a prueba la paciencia de los zaragozanos

Los paros parciales de los autobuses urbanos volverán a poner a prueba la paciencia de los zaragozanos. La huelga regresa tras estallar de nuevo las negociaciones entre la dirección de Avanza y el comité de empresa, que estuvieron reunidos durante toda la jornada de ayer lunes sin éxito.

Con este nuevo fracaso, los paros afectarán a la ciudadanía ya este martes de 8.00 a 9.00, de 14.00 a 15.00 y de 19.00 a 20.00. El miércoles se retrasarán un cuarto de hora y el jueves cambiará a las franjas de 8.30 a 9.30, de 13.45 a 14.45 y de 19.30 a 20.30 para más desconcierto. En septiembre está previsto que comience una nueva fase “más dura” con afecciones todos los días de la semana.

Los paros están convocados hasta el 8 de enero de 2023. Los servicios mínimos establecidos por el Ayuntamiento oscilarán entre el 46,8% y el 60,1%. Aunque es un porcentaje similar al que existió durante la anterior convocatoria, la situación empeorará porque coincide con el horario de verano de las líneas de bus, lo que supondrá más tiempo de espera en las paradas de autobús.

Avanza tacha de «vergonzosa e irresponsable» la actitud del comité de empresa

En un comunicado, la dirección de Avanza ha culpado al comité de empresa de romper las negociaciones “a pesar del esfuerzo negociador realizado por la empresa y los avances logrados en los últimos días”.

La empresa propuso ayer “una revisión salarial del 10% que, sumada a la antigüedad y a los diferentes pluses, supone un incremento retributivo promedio del 14% a cierre de convenio”.

“Sin embargo, el comité la ha considerado insuficiente y ha preferido echar por tierra el trabajo realizado hasta el momento rompiendo las negociaciones para seguir adelante con la huelga”, ha señalado.

Avanza ha calificado de “vergonzosa e irresponsable” esta actitud del comité y una “grave falta de respeto hacia la empresa, sus trabajadores y la ciudad, pero especialmente hacia los usuarios del servicio, que van a tener que volver a sufrir por su ambición económica desmedida”.

El distanciamiento entre ambas partes llega un día después de que el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se mostrara convencido de que era el momento de acabar con la huelga y llamaba a la responsabilidad. “Creo sinceramente que es el momento de cerrar un acuerdo”, recalcaba.

Print Friendly, PDF & Email