Zaragoza rehabilita 160 viviendas en el Actur del parque público de alquiler

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y la concejal de Vivienda, Carolina Andreu, han conocido las obras de rehabilitación en el Actur

Los trabajos para rehabilitar 160 viviendas del parque público de vivienda municipal de Zaragoza terminarán en febrero de 2023. Situadas en Actur, forman parte de la mayor rehabilitación de vivienda pública impulsada por el Ayuntamiento. Unas obras que se centran en mejorar los aislamientos térmicos de la fachada y que ayudarán a sus vecinos a reducir el gasto en electricidad y calefacción.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha conocido de primera mano como transcurren las obras en estas viviendas municipales ubicadas en la calle Emmeline de Pankhurst. El objetivo es hacer las viviendas más confortables para mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Tras la rehabilitación se reducirán casi un 70% las emisiones de CO2 de los edificios y la demanda de la calefacción se reducirá un 85%.

“Desde el Ayuntamiento estamos haciendo un esfuerzo como no se había hecho nunca en colaboración público-privada y también en la rehabilitación de vivienda pública. Un proyecto de esta envergadura de 160 viviendas y 2,5 millones de euros no tiene parangón”, ha subrayado.

Desde 2019, año en el que arrancó el actual mandato, el Consistorio, a través de Zaragoza Vivienda, ha impulsado diferentes convocatorias de ayudas a la rehabilitación por valor de 21 millones de euros. De ellas, se han beneficiado casi 5.400 viviendas. Además, el programa Alquila Zaragoza ha logrado incorporar 77 viviendas de alquiler asequible a la bolsa de viviendas de la capital aragonesa.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza está trabajando en la segunda fase de la rehabilitación de su parque de vivienda. El proyecto se centra en los edificios de 120 viviendas, también en la calle Emmeline de Pankhurst en los que se procederá a mejorar la envolvente térmica. La inversión, que se licitará próximamente, contará de nuevo con la ayuda del programa PREE por valor de 255.000 euros.

En estas mismas viviendas, en paralelo, se están desarrollando acciones de monitorización por parte de la Universidad de Zaragoza, que cuentan con la colaboración de los residentes y permitirán comprobar las mejoras energéticas que aportan las actuaciones de rehabilitación comparando la situación antes y después de la mejora rehabilitadora.

Print Friendly, PDF & Email